Ciencia

No tires los sobrecitos de silica gel: tienen otros usos

Seguro que los has encontrado en los bolsillos interiores de tu chaqueta nueva, o en la caja de tu nuevo par de zapatos, o cuando abres el nuevo dispositivo electrónico que has comprado. Son los sobres de silica gel o gel de silicio, que se usan como desecante o absorbente de la humedad. Pero es que además, tienen múltiples utilidades en el hogar, como informan desde Gizmodo.

El gel de silicio es recuperable incluso cuando los sobrecitos están saturados de humedad. Basta con secarlos (en un horno durante dos horas a 90º C o poniéndolos al sol directo). Una vez recuperados, se pueden usar para varias tareas:

– Zapatos libres de olores: al absorber la humedad, el gel de silicio evita que se formen las bacterias que producen malos olores, algo que puede ser útil con calzado o en la bolsa en la que metemos la ropa del gimnasio.

– Alargar la vida de las cuchillas de afeitar: si no las secamos bien, las cuchillas de afeitar pueden acabar oxidadas. Si las guardamos con una bolsita de gel de silicio, aguantará más tiempo sin oxidarse.

– Alimentos en buen estado: las bolsas de silica gel pueden ser un buen aliado en la despensa. Evitarás que el azúcar se apelmace o que a las patatas le salgan raíces. Eso sí, asegúrate de no comerte el gel.

– Auriculares limpios: en el caso de los auriculares que cubren toda la oreja, suelen estar húmedos y calientes cuando te los quitas. Guardarlos junto a un sobre de silica gel pueden alargar su vida, evitar malos olores y grietas.

– Pilas en óptimo estado: si guardas las cajas de pilas con sobres de silica gel, aguantarán más tiempo.

– Fotos con más color. Las fotografías en papel pierden color y brillo con el tiempo, entre otros motivos por la humedad. Si están en una caja, es una buena idea introducir un sobrecito de silica gel.

– Herramientas sin óxido. Lugares como trasteros, sótanos o garajes suelen ser muy húmeros. Por eso, si guardamos en ellos nuestras herramientas, el gel de silicio nos ayudará a evitar que se oxiden.

– Libros viejos sin olor. Los libros suelen acumular humedad, lo que cual le proporciona el típico olor a moho. Si los guardas en un recipiente hermético con bolsas de silica gel, en un mes el olor habrá desaparecido.

– Semillas conservadas. Si almacenas semillas entre estaciones, los sobrecitos de silica gel permitirán que hibernen las semillas hasta la hora de plantarlas.

– Plata brillante. Los objetos de plata se ennegrecen con el tiempo. Tras limpiarlos, consérvalos con sobrecitos de gel de silicio para evitar que se vuelvan a poner negros.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies