Hardware

Ordenadores que buscan otra vida

No es fácil orientarse en el polígono de Las Capellanías. Sólo los asiduos al recinto tiene bien localizados los sitios, las naves, las empresas, los cruces, las direcciones del tráfico de las calles. Pero el que va de cuando en cuando, tiene bastantes posibilidades de encontrarse perdido. Para evitar esto, precisamente, existe una caseta al inicio de la avenida principal, con eficiente personal que indica con soltura cómo llegar al sitio deseado. Sin embargo, hay algo en el polígono industrial que llama la atención desde hace unos días. Son unas flechas colocadas en algunas farolas.
A la una del mediodía, una pareja joven cruza una de las calles, en una zona en la que se juntan varios concesionarios de automóviles. Caminan con aire más bien indiferente, pero algo hace que él se detenga. Es la flecha sobre la farola. Ella sigue andando, y después de cinco pasos, al percartarse de que no hay nadie a su lado, se para. Permanece así unos pocos segundos, no más de cinco, y vuelve sobre sus pasos para acercarse allí donde está él. Ahora están los dos al lado de la flecha sujeta en la farola.
La respuesta a la incógnita está justo debajo de esas señales. Y con más propiedad, en una nave situada al final de una de las calles del polígono. Las flechas conducen hasta allí, y lo que allí, claro está, es un negocio. Una empresa que se instaló el pasado día 3 y que desaparecerá del lugar el próximo 5 de diciembre. Un mes y dos días en Cáceres para tratar de hacer su particular agosto al reclamo que ya anticipa en esos carteles con los que ha salpicado una parte de la zona industrial. El lema es ‘Ordenadores a 150 euros’, leyenda que a más de uno le envoca, de entrada, la idea del timo.
«Sí, bastante gente viene pensando que aquí hay truco», reconoce Javier González. ¿Y lo hay? Según cuenta él y parece sincero, no. Porque lo pone bien claro en los paneles repartidos por la nave, y porque, además, él se encarga de poner las cartas encima de la mesa. «Yo le explico a la gente qué es lo que ofrecemos, las características de los ordenadores explica, y les digo si les vale para lo que ellos lo van a usar».
La intrahistoria
Lo que hay detrás de las flechas sobre las farolas es Mercaliquidaciones, una empresa con sede en León. La historia de los ordenadores de segunda mano que vende estos días en Cáceres es fácil de comprender. Cuando los bancos, las cajas u organismos de la administración renuevan sus equipos informáticos, hacen lotes con los usados y los sacan a subasta. Esta empresa de León compra esos lotes, arregla las averías que puedan tener y los pone a la venta en diferentes lugares de España.
Antes de parar en Cáceres con doscientos ordenadores a cuestas, Javier González ha estado en Medina del Campo (Valladolid), Monforte de Lemos (Burgos) y Palencia. Para acabar de desvelar la incógnita: la mayoría son Pentium IV 2800, de 512 megabytes de RAM y 80 gigabytes de disco duro. Con monitor integrado, 150 euros; con pantalla de TFT, 200, aunque hay opciones que van de los 60 a los 290 euros.
El perfil del cliente es variado. De hecho, en un momento se juntan en la nave jóvenes veinteañeros y hombres con aspecto de haberse jubilado hace poco. «Compran bastante los padres para sus hijos cuenta Javier González. Así consiguen que los niños no toquen su ordenador y que el hijo tenga su propio equipo sin haberse gastado mucho dinero».
La venta incluye tres meses de garantía «aunque sólo estemos aquí un mes, al comprador le facilitamos nuestros teléfonos por si tiene algún problema y le devolvemos la máquina arreglada pro correspondencia», aclara Javier. Ver esos ordenadores es fácil. Basta con seguir las flechas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies