Tecnología

20 años de tecnología: del ‘Efecto 2000’ a bailar en TikTok

¿Cómo ha cambiado nuestra relación con la tecnología en los últimos 20 años? Sería más fácil citar los aspectos de nuestra vida a los que no han afectado las innovaciones tecnológicas que hablar de todo lo que ha llegado nuevo. Sin embargo, vamos a hacer un pequeño esfuerzo para repasar lo más tech que hemos vivido en estas dos décadas.

20MINUTOS nació en el año del ‘Efecto 2000’, ¿cómo olvidar aquel lejano mes de diciembre de 1999 en el que los medios de comunicación de todo el mundo llenaban sus páginas hablando del Apocalipsis informático que nos iba a aplastar? Después de mucha histeria colectiva, llegó el Año Nuevo y nada parecía haber cambiado, con lo que muchos se decantaron por decir que el Fallo del Milenio había sido un invento de los consultores informáticos para hacerse ricos.

Nada más lejos de la realidad: ‘the millennium bug’ fue una amenaza muy real, pero gracias al conocimiento -y a rascarnos bastante el bolsillo- pudimos sortearlo. Un resumen rápido del problema: desde los años 60, para ahorrar espacio de almacenamiento, los programadores habían adoptado la costumbre de omitir la centuria en el año, utilizando solo dos dígitos, de manera que al comenzar el año 2000, los ordenadores entenderían que el ‘00’ se referiría a 1900. Un viaje al pasado sin necesidad del DeLorean.

Tras evitar la catástrofe, el mundo se reconcilió con lo digital… y parece que ya no ha habido marcha atrás en esta tremenda aceleración tecnológica. En lo que a rutinas se refiere, desde luego las redes sociales son protagonistas de nuestra nueva relación con la tecnología.

En estas dos décadas las hemos visto eclosionar: las más veteranas son LinkedIn, Myspace -ambas de 2003- y Facebook, que el próximo mes de febrero cumplirá 17 años; les siguen de cerca YouTube, camino de los 16, y Twitter con cerca de 15 primaveras; otras son más jóvenes, como WhatsApp lanzada en 2009 -sí, aunque no te lo creas hace apenas diez años no sabíamos lo que era ‘wasapear’- o Instagram, que acaba de celebrar su décimo aniversario.

Pero hay muchas más, y no sería justo hablar de tecnología y Social Media y dejar fuera a la última en llegar y la que más está revolucionando el panorama: TikTok es el nuevo Tuenti -¿quién no recuerda con nostalgia aquella plataforma?- y como tal está arrasando entre los más jóvenes, que se dedican a mostrar sus cualidades como bailarines con vídeos cortos en esta red social.

Un par de datos: se estima que 3.484 billones de personas utilizan las redes sociales -un 45% de la población mundial- y en España somos unos 29 millones de usuarios y pasamos casi 2 horas al día conectados a ellas.

En estos 20 años nos hemos hecho adictos a internet gracias -o por culpa- del titán tecnológico por excelencia: Google nació en los albores del siglo XXI. El 4 de septiembre de 1998 comenzó una carrera por dominar la red que claramente está ganando la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin como un ‘simple’ proyecto universitario.

Por aquel entonces, siempre que la conexión por módem RTB lo permitía, pasábamos las horas muertas hablando por el programa MSN Messenger y -los más aventurados- ‘chateando’ con desconocidos y sentando las bases de los Tinder de hoy.

También, algunos -nosotros no-, buceaban por eMule (2002) o KaZaA (2001) para encontrar películas que ver en el reproductor de Windows Media, aunque en la mayoría de los casos dar con la que querías llevaba, al menos, tres intentos de peli ‘subidita de tono’ que te habían intentado colar con el título del film. Internet haciendo de la suyas.

Hoy en día poco sabríamos hacer sin tener eso que se ha convertido en una extensión de nuestra mano: el smartphone. Muy difícil es resumir esa devoción por estas pequeñas pantallas.

En dos décadas hemos pasado de aquellos míticos Alcatel One Touch Easy de 1998 o Nokia 3310 del mismo 2000, que permitían apenas llamar y -cómo no- algo de gaming como el viral juego de la serpiente, a tener en nuestros bolsillos teléfonos inteligentes más potentes que muchos ordenadores. Para hacerlo posible ha sido fundamental la aparición de Android e iOS, ambas en 2007, los sistemas operativos que reinan en el mundo de la telefonía móvil.

En este mercado, vamos por la quinta generación de tecnologías y estándares de comunicación inalámbrica, y cada ha marcado una etapa. La ‘prehistórica’ 1G fue lanzada en los años 80 y solo permitía realizar llamadas telefónicas. El inicio del 2G fue alrededor de 1990, y su principal revolución fue que permitía enviar mensajes de texto -ay, aquellos nervios cuando recibías un SMS-.

Por fin llegan nuestros años a estudio: con el cambio de milenio apareció el 3G, que dio el salto a los datos y trajo internet a la telefonía. Durante el año 2013, las grandes compañías españolas comenzaron a implementar los primeros servicios 4G, más velocidad, calidad y capacidad.

Ahora vemos la luz del 5G que trae aún más velocidad, reduce la latencia y multiplica el número de dispositivos conectados, y algunas de las cosas que permiten sus mejoras son, por ejemplo, una descarga o un visionado en streaming de contenidos en resolución 8K o el desarrollo de aplicaciones de realidad aumentada y realidad virtual con alta calidad.

Los móviles no son el único dispositivo que se ha convertido en indispensable: las máquinas nos han invadido y ahora hasta tu nevera es inteligente. Tenemos altavoces con mayordomos virtuales -hola Alexa, Siri y Google Assistant- que nos hacen la lista de la compra y nos buscan música en Spotify. ¿Cuándo pasamos de maravillarnos con la facilidad de usar un CD frente a la cinta a simplemente esperar que una plataforma nos diga las canciones que más nos van a gustar?

Por cierto, que fue en junio de 1999 cuando la música digital empezó a ponerse de moda con Napster, una red peer-to-peer que permitía a los usuarios compartir su música con otros a través de internet. Aunque duró poco por temas legales, fue la precursora de los iTunes, Spotify o Amazon Music de hoy.

Hablar de tecnología y de adopción de una vida digital va ligado a algunos nombres: Steve Jobs -y su eterno Wozniak-, Bill Gates, Jeff Bezos, Mark Zuckerberg, Elon Musk… son las celebrities del sector tech y, también, ocupan los puestos más altos en la lista de los más ricos del mundo -encabezada por Bezos, el dueño y señor del gigante Amazon-.

De entre todos ellos, vale la pena recordar la historia de Jobs. ¿Cuál ha sido la mejor adquisición en la historia de la tecnología? No fue la compra de YouTube por Google (2006) o la de WhatsApp por Facebook (2014), estas fueron calderilla en comparación con el acuerdo en 1996 de Apple para adquirir NeXT, la compañía que Jobs había fundado después de ser expulsado de la misma Apple.

Los de la manzana estaban al borde del fracaso y Jobs, el autor de aquel mítico discurso en la Universidad de Standford que popularizó el ‘Stay hungry, stay foolish’ -una oda a la superación y a hacer aquello que amas en la vida-, les devolvió a la vida y nos trajo el iPhone (2007) y el iPad (2010) para hacer historia. Sin Steve Jobs, puede que Apple fuera solo un recuerdo nostálgico.

Hay mucho, muchísimo, más, sin duda. ¿Quién se acuerda ya del fax y para que queremos uno teniendo el correo electrónico o servicios cloud? La pionera en los servicios de almacenamiento en la nube, Dropbox, ha cumplido ya 17 años de vida. ¿Y podrías imaginarte una vida sin ecommerces? Amazon fue fundada en 1994 bajo el nombre de ‘Cadabra’, aunque no desembarcó en España hasta 2011.

Qué dirían los chavales de hoy si les dieses el Buscaminas de Windows o la Serpiente del Nokia 3310 como ‘videojuegos’? ¿Y quién no echa un poco de menos cuando tu clásico reloj Casio solo daba la hora y -menuda revolución entonces- encendía una pequeña luz para que la vieras en la oscuridad?

La lista es infinita y son muchos los cambios que hemos vivido, desde la forma en que vemos la tele -a principios de siglo, cuando todavía usábamos el Teletexto, llegó el Blu-ray, las pantallas planas o el estándar Full HD- y la consumimos -qué sencillo era tener solo 5 canales de televisión a la hora de elegir, en vez de 27 plataformas de streaming– hasta la forma en que miramos el mundo: los 2000 fueron el boom de la fotografía digital y la generalización de los navegadores GPS para el automóvil.

Y es que aunque parezca que ‘siempre ha estado aquí’, nuestra tecnología más cotidiana está todavía en su adolescencia…

Si los avances han sido asombrosos en estos 20 años, lo que está por venir parece sacado de la imaginación más retorcida de Isaac Asimov. Estamos empezando a conocer el alcance real de tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning, el ‘Big Data‘, la realidad aumentada y la realidad virtual, el blockchain, la automatización robótica de procesos, los drones, los vehículos autónomos o las ‘Smart Cities’.

Nos espera un futuro conectado, en el que tu casa domotizada sabrá cómo hacerte sentir lo más confortable posible y ahorrará energía ella solita, comprarás la ropa online y será un dron el que traiga tu paquete, podrás olvidar todo lo que sabías sobre conducir, porque los coches serán autosufientes, si te olvidaste algo del súper es posible que tu impresora 3D pueda imprimirlo y hasta puede que tengas un robot que limpie la casa por ti, el cual conocerá tus manías y despistes gracias al aprendizaje automático.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies