Tecnología

Análisis del Gigaset GS195: diseño, solvencia y funcionalidad a buen precio

Cuatro y cinco cámaras con cada vez más megapíxeles, fijación por las posibilidades fotográficas y de vídeo, prestaciones impresionantes, dispositivos plegables, 5G… En contraste con el atractivo que ejercen estos aspectos entre los siempre atentos a lo último, hay quienes no se obsesionan por las tendencias y que, cuando tienen que comprar un móvil, priorizan la funcionalidad y el precio, terreno en el que el Gigaset GS 195, modelo que ha podido probar 20Bits, aparece como una opción solvente y con rasgos de interés.

Casos como los de la compañía alemana Gigaset recuerdan que en el universo tecnológico la vida no empieza y acaba en las empresas preponderantes en el mercado y que, aunque en un segundo plano, tienen cosas que decir.

El hecho de que entre sus vías de negocio figuren teléfonos fijos inalámbricos y lancen ‘smartphones’ de manejo sencillo y básico destinado a personas mayores o a principiantes refleja el foco de la firma en la cuestión de la funcionalidad.

El Gigaset GS 195 se adscribe a la gama de entrada (su precio de salida en el verano de 2019 fue de 199 euros) y se caracteriza por un diseño sobrio y elegante, a lo que se suma la comodidad al manejarlo aunque de primeras pueda parecer pesado. El ‘made in Germany’ que el fabricante destaca como garantía de calidad constituye un detalle que se nota al utilizarlo.

Comercializado en dos colores (gris titanio y púrpura oscuro), dispone de una cuidada pantalla FHD+ de 6,18 pulgadas (resolución 2.246 x 1.080), tres cámaras (dos traseras), procesador Spreadtrum SC9863A Octa-Core, sistema operativo Pure Android 9.0 Pie y una nada desdeñable batería de 4.000 mAh.

Al encender el teléfono, el logotipo de Gigaset aparece, primero sobre fondo negro y luego sobre uno blanco, y da la sensación de que tarda un poco en cargar y que incluso renquea conforme se suceden las imágenes previas, matiz que se disipa en cuanto se empieza a utilizar.

La cámara principal es de 13 megapíxeles y se acompaña de otra de 5 MP, rango a priori escaso en estos tiempos pero que ofrece un resultado correcto para los no puristas y que puede resultar suficiente para aquellos que limitan el tema de las fotos a las ocasiones puntuales, enfoque que enlaza con los elementos por los que se guían los consumidores que optan por este perfil de dispositivos. El sensor frontal, de 8 MP, figura dentro del clásico notch.

La configuración ofrecida (2 GB + 32 GB) responde a las prestaciones básicas de la gama de entrada, si bien mediante una tarjeta microSD el almacenamiento puede ampliarse hasta los 256 GB.

El cargador no pasa de discreto, idea corroborada cuando se conecta, ya que cuesta más de lo debido sacarlo del puerto USB. No obstante, no deja de tratarse de una molestia menor frente al esfuerzo puesto en el diseño del GS 195 y a la solvencia que exhibe.

Para los amantes de los detalles pequeños pero significativos, la caja en la que viene el dispositivo es de celulosa y se ha realizado con un 30% de fibras de hierba, particularidad que más allá del compromiso ecológico supone otra manifestación del carácter cuidado que rodea al GS195.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies