Tecnología

Apple mantiene el veto a la app Parler por permitir «contenido odioso, racista y discriminatorio» y simbología nazi

Parler es una aplicación ya conocida por su controversia: muy parecida estéticamente a Twitter, pero sin moderación ni eliminación de las publicaciones, empezó a popularizarse entre usuarios ultraderechistas estadounidenses.

Tras el asalto al Capitolio en enero de este año, Donald Trump fue bloqueado durante 12 horas en su cuenta de Twitter. Por ello, Parler se viralizó aún más, hasta el punto de que incluso varios políticos españoles empezaron a usarla, como Toni Cantó, Beatriz Fanjul y Jaime de Berenguer.

A pesar de su éxito, Google acabó retirando la app de la Play Store, la plataforma de distribución de aplicaciones para Android. Google explicó que, según las condiciones de uso de Play Store, cualquier app que incluya contenido generado por los usuarios debe contar con herramientas de moderación que impidiesen la publicación y propagación de mensajes que incitasen a la violencia.

Apple, por su parte, dio un plazo de un día a Parler para que moderase los mensajes que se subían a la plataforma. Al no hacerlo, la aplicación también se retiró de la App Store. Aunque tardó un poco más, Amazon Web Services también acabó bloqueando a la app, lo que produjo que finalmente esta plataforma se quedara sin soporte web y -al menos temporalmente- estuviera completamente inhabilitada.

Aunque Parler cambió sus directrices comunitarias y el 15 de febrero volvió a estar en línea para Apple, finalmente los cambios se consideraron insuficientes.

«Después de haber revisado la nueva información, no creemos que estos cambios sean suficientes para cumplir con las directrices de revisión de la App Store. No hay lugar para contenido odioso, racista y discriminatorio«, escribió Apple a Parler el 25 de febrero.

Apple continuaba la carta a Parler: «Como usted sabe, los desarrolladores están obligados a implementar sólidas capacidades de moderación para identificar, prevenir y filtrar proactivamente este contenido objetable para proteger la salud y la seguridad de los usuarios».

Según Apple, la gran mayoría de las publicaciones utilizaban “términos despectivos con respecto a la raza, religión y orientación sexual, así como simbología nazi”.

En la carta, Apple mostraba ejemplos de ese contenido odioso, con imágenes de esvásticas, y nombres y publicaciones misóginas, homofóbicas y racistas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies