Tecnología

Aprueban el uso de cerdos modificados genéticamente para el sector alimentario y la biomedicina

La FDA, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, ha emitido un comunicado en el que informa de que ha aprobado «la primera alteración genómica intencional de su tipo en una línea de cerdos domésticos para usos terapéuticos potenciales y de alimentación humana».

«La primera aprobación de un producto de biotecnología animal tanto para alimentos como para ser fuente potencial para uso biomédico representa un gran hito para la innovación científica», dijo el comisionado de la FDA Stephen M. Hahn. «Como parte de nuestra misión de salud pública, la FDA apoya firmemente el avance de productos innovadores de biotecnología animal que sean seguros para los animales, seguros para las personas y logren los resultados previstos», añadió.

Los cerdos se llaman cerdos GalSafe porque carecen de una molécula llamada azúcar alfa-gal. Las personas con síndrome de alfa-gal pueden tener reacciones alérgicas de leves a graves al azúcar alfa-gal que se encuentra en la carne roja.

Los cerdos GalSafe pueden «potencialmente» proporcionar una fuente de materiales a base de porcino para producir productos médicos humanos que están libres de azúcar alfa-gal detectable.

Por ejemplo, dice la FDA, podrían utilizarse como fuente de productos médicos, como el fármaco anticoagulante heparina, libre de azúcar alfa-gal detectable.

Asimismo, la entidad afirma que los tejidos y órganos de los cerdos GalSafe podrían abordar «el problema del rechazo inmunológico en pacientes que reciben xenotrasplantes, ya que se cree que el azúcar alfa-gal es una causa de rechazo en los pacientes».

Como parte de su revisión, la FDA evaluó la seguridad para los animales y las personas que comen carne de ellos, determinando que la comida de los cerdos GalSafe es «segura para la población en general».

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE UU analizó también el impacto potencial que tendría esta aprobación en el medio ambiente y determinó que «no es mayor que el de los cerdos convencionales».

«Las condiciones bajo las cuales se mantendrán los cerdos GalSafe son mucho más estrictas que las de los cerdos de granja convencional. Además, no se observaron problemas de seguridad animal para los cerdos GalSafe más allá de los que se esperarían en operaciones comerciales porcinas bien administradas», se puede leer en el comunicado de la FDA.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies