Tecnología

Así es el coche sin palanca de cambios de Tesla: Model S ‘adivina’ la dirección deseada con inteligencia artificial

“Sin palancas y sin cambios de marchas. El mejor vehículo para conducir y el mejor coche para ser conducido”. Como algo único se vende el nuevo Tesla en la página oficial. Lógico. Todos lo hacen. Aunque puede que esta vez sea verdad que es algo inédito. Según ha anunciado el propio Elon Musk, el Model S es un coche sin palanca de cambios que adivina la dirección deseada con inteligencia artificial.

Es decir, ni siquiera tiene la palanca de los coches automáticos, con los modos de conducción –PRND–. En Electreck aseguran haber accedido a documentación interna de Tesla en la que se explica que este vehículo sin palancas “utiliza sus sensores de piloto automático para determinar los modos de conducción previstos. Por ejemplo, si la parte delantera del Model S o el Model X está frente a la pared de un garaje, lo detectará y cambiará automáticamente a marcha atrás una vez que el conductor presione el pedal del freno. Esto elimina un paso más para los conductores de los automóviles más inteligentes del mundo”.

Anteriormente, anotan, Tesla usaba varillas en los volantes para la luz, los intermitentes, los limpiaparabrisas –es decir, como todos los vehículos–; y también para los modos de conducción. Para reemplazarlos, han optado por una combinación de botones táctiles en el volante e inteligencia artificial. Esto hace que el volante de los nuevos modelos de Tesla sea semicircular, mucho más parecido al de un Fórmula 1 que al de un automóvil convencional.

Subrayan en Tesla que el hecho de carecer de palancas favorece la máxima concentración en la conducción. Habría que plantearse si la gigantesca –para estar dentro de un coche– pantalla también suma en este propósito. La pantalla del coche sin palanca de cambios tiene una resolución de 2.200 x 1.300. Con colores reales y ultrabrillantes, capacidad de respuesta excepcional e inclinación hacia la derecha.

Además, el Tesla Model S dispone de control de temperatura trizona, asientos frontales ventilados y filtración HEPA. La segunda fila de asientos también ha sido rediseñada: hay espacio para tres adultos con un hueco adicional para las piernas, espacio para la cabeza y reposabrazos con almacenamiento integrado y carga inalámbrica.

Sus 10 teraflops de potencia de procesamiento permiten jugar en el coche con las consolas más modernas. Y con el mando inalámbrico se jugará desde cualquier asiento. Cuenta con carga multidispositivo bluetooth, inalámbrica y USB-C para cada pasajero, con suficiente potencia para cargar rápidamente tablets y ordenadores portátiles. El sistema de audio es de 960 vatios y tiene 22 altavoces con cancelación activa de ruido.

Apuntan en Tesla que el coche que adivina la dirección con inteligencia artificial tiene “el coeficiente aerodinámico más bajo de la Tierra y una eficiencia inigualable. Junto con una carrocería y un chasis más amplios, estos elementos ayudan a seguir la recta o a tomar las curvas más rápido que nunca”.

Las ruedas y neumáticos escalonados y centrados en el rendimiento, inciden, mantienen el coche asentado y transfieren aún más potencia a la carretera. Por añadidura, “el diseño exterior combina un aspecto icónico con proporciones elegantes”. También destaca en un aspecto clave en los coches eléctricos: el Tesla Model S tiene una autonomía de 663 kilómetros.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies