Tecnología

Así es Peloton, el Netflix del spinning que arrasa en ventas y que ha seducido hasta a Leonardo DiCaprio o Usain Bolt

La crisis sanitaria ha cambiado la manera de hacer deporte: muchos ahora deciden hacerlo desde casa, sin tener que cubrirse la cara en la calle. Por motivos como este, la empresa Peloton está triunfando con su original negocio.

Al igual que abonamos entre 7,99 y 15,99 euros al mes para ver Netflix u otras plataformas multimedia, Peloton ofrece una suscripción anual a sus contenidos al comprar una bicicleta de su marca.

La plataforma contiene más de 4.000 clases pregrabadas de diferente nivel de dificultad y con diferentes entrenadores. Además, también se puede elegir el tipo de música y el estilo, y se realizan clases en directo que los usuarios pueden seguir al momento o hacerlas más tarde.

Las bicicletas de Peloton tienen una pantalla táctil que se puede conectar al WiFi para unirse a las clases de spinning sin necesidad de ningún aparato externo. Asimismo, el software de la máquina puede medir la resistencia y la velocidad del usuario para que el instructor que esté en vivo conozca en todo momento cómo va. Además, puedes seguir los kilómetros que haces y los logros de la clase.

La idea de este negocio la tuvo John Foley, el cofundador y CEO de Peloton, cuando él aún trabajaba para Barnes & Noble. Finalmente, Foley diseñó el prototipo de la bicicleta y buscó apoyo financiero en Kickstarter, donde consiguió 297 patrocinadores que ofrecieron más de 300.000 dólares (algo más de 250.000 euros). De esta manera, se fundó Peloton en 2012.

Al principio, la empresa no tuvo el éxito esperado, y solo lograron vender 188 bicicletas a 1.500 dólares (1262,89 euros) cada una. Sin embargo, Foley siguió adelante y dedicó dos años más a conseguir más financiación para mejorar sus bicicletas y abrir un estudio en Nueva York, donde los entrenadores grababan sus clases.

Ahora la marca triunfa y ha tenido usuarios célebres, como la actriz Kate Hudson, el nadador olímpico Michael Phelps, el atleta olímpico Usain Bolt, el actor Leonardo DiCaprio o el exfutbolista David Beckham. Según Peloton, más del 90% de sus clientes siguen siendo suscriptores de la plataforma con las clases online y usan sus bicicletas unas 13 veces al mes.

En 2020 la demanda de este servicio se disparó, puesto que muchos empezaron a ejercitarse en casa y decidieron invertir en una buena bicicleta estática que les ofreciese un servicio prácticamente completo. Por ello, los tiempos de espera de sus bicicletas fueron más largos de lo habitual y Peloton decidió aumentar su capacidad de fabricación para facilitar una entrega a tiempo a sus usuarios.

El propio Foley explicaba en el blog de la compañía que su equipo «ha trabajado arduamente» para aumentar la capacidad de la cadena de suministro y adelantaba que han aumentado su capacidad de fabricación «en más de 6 veces en los últimos 12 meses». Desafortunadamente, «escalar drásticamente» la producción no valía por sí solo, se lamentaba el CEO de Peloton, ya que las bicicletas tienen que llegar a los hogares en un momento en el que los aeropuertos no andan muy boyantes.

¿Solución? Han invertido más de 100 millones de dólares para ayudar a acelerar el movimiento de bicicletas y bandas de rodamiento a nivel mundial, a fin de cumplir con sus «compromisos de entrega». En promedio, asegura Foley, en los próximos meses incurrirán «en un costo de transporte y entrega que es más de diez veces su costo habitual por Bicicleta y Pisada».

«Estamos haciendo esta inversión porque estamos tan frustrados como usted porque aún no tiene su bicicleta Peloton o Tread. Somos (y siempre hemos sido) una empresa que está profundamente comprometida con su felicidad y nos hemos quedado cortos en este sentido. Por favor, sepa que estamos trabajando duro y gastando agresivamente para hacer lo correcto por todos ustedes«, añadía el CEO de la compañía.

El precio de la bicicleta ronda los 2.000-2.500 euros y la subscripción al mes cuesta 32,84 euros. Con estos costes, la empresa está triunfando y es que, con seis años de actividad, Peloton logró valorizar la empresa en 4.000 millones de dólares (aproximadamente 336.000 euros).

De momento, parece ser que Peloton no pretende estar disponible en España. No obstante, de momento sí está disponible en EE. UU., en Canadá, en Reino Unido y, desde 2019, empezó a operar en Alemania.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies