Tecnología

Así son los ordenadores que rechazan tu currículum

Hace ya más de una década que los encargados de reclutar personal en las grandes empresas hacen uso de programas de inteligencia artificial para evaluar a los candidatos, pero durante estos años, la tecnología se ha refinado.

Además, a causa de la pandemia y por la imposibilidad de realizar entrevistas físicas, estas prácticas se han generalizado aún más. Pero, ¿cómo son estos ordenadores que ahora sirven para contratar a la gente?

La BBC ha recogido en un reportaje algunas respuestas. Pone el ejemplo de un programa llamado Pymetrics. Este software tiene preguntas y respuestas diseñadas para evaluar varios aspectos de la personalidad e inteligencia del candidato, así como su tolerancia al riesgo y la rapidez con la que responde ante distintas situaciones.

En palabras de los propios desarrolladores del programa, este sistema sirve «para medir de manera justa y precisa los atributos cognitivos y emocionales, en tan solo 25 minutos».

Pymetrics trabaja con empresas como McDonald’s, el banco JP Morgan, la empresa de contabilidad PWC y el grupo de alimentación Kraft Heinz. Frida Polli, fundadora de la empresa, dice: «Se trata de ayudar a las empresas a procesar a un grupo mucho más amplio de candidatos y obtener señales de que alguien tendrá éxito en un trabajo».

«Todo el mundo quiere el trabajo adecuado y contratar a la persona adecuada. No beneficia a nadie quedarse fuera. Usar estos sistemas de inteligencia artificial de manera inteligente es una ventaja para todos», añade.

La BBC cita otro software, HireVue, con sede en Utah, EE UU. Tiene un sistema de inteligencia artificial que graba videos de solicitantes de empleo respondiendo a preguntas de entrevistas a través de su cámara web y del micrófono de un ordenador portátil.

La grabación se convierte luego en texto, y un algoritmo de inteligencia artificial lo analiza en busca de palabras clave, como «yo», para contraponerlo a otras como «nosotros», en respuesta a preguntas sobre el trabajo en equipo, por ejemplo.

Según datos de HireVue, en septiembre de 2019 había realizado un total de 12 millones de entrevistas, de las cuales el 20% fueron a través del software de inteligencia artificial. El 80% restante fue con un entrevistador humano al otro extremo de la pantalla de video.

Kevin Parker, director ejecutivo de HireVue, dice que la inteligencia artificial es más objetiva, más imparcial: «Lo deseable es tener un proceso justo, y la inteligencia artificial puede ayudar a evaluar a todos esos candidatos de una manera muy consistente».

A este respecto, Frida Polli añade: «Un currículum solo puede brindar información sobre las habilidades duras de alguien las competencias que pueden adquirirse mediante formación y experiencia profesional, pero la investigación y el sentido común nos dicen que también son las habilidades blandas sociales, de comunicación y otras aptitudes las que contribuyen al éxito laboral».

James Meachin, de la consultora británica de psicología empresarial Pearn Kandola, en Reino Unido, es un especialista en contratación, y cree que estos sistemas de inteligencia artificial tienen aún limitaciones.

«El primer paso para seleccionar candidatos es analizar correctamente lo que dicen o escriben. En este nivel básico, los asistentes de voz de Google, Amazon y Apple todavía no logran entender lo que dice la gente. Por ejemplo, los acentos escoceses representan un desafío, al igual que las palabras o frases inusuales», explica.

«Si un sistema de inteligencia artificial puede transcribir con precisión lo que se dice, el segundo desafío, el mayor, es detectar el significado incrustado en esas palabras: la semántica, los matices y el contexto. Eso es algo que los sistemas de inteligencia artificial pueden no comprender. Por el contrario, un humano al escuchar la conversación entenderá intuitivamente lo que se quiere decir», añade.

Sandra Wachter, investigadora senior en inteligencia artificial en la Universidad de Oxford, Reino Unido dice por su parte: «Me preocuparía mucho si la gente dijera que usar la inteligencia artificial en el reclutamiento empresarial solo tiene beneficios. Todo el aprendizaje automático funciona de la misma manera básica: revisa una gran cantidad de datos y encuentra patrones y similitudes».

«Entonces, en la contratación, las observaciones sobre candidatos exitosos del pasado es la información que se tiene. ¿Quiénes fueron los directores ejecutivos en el pasado, quiénes fueron los profesores de Oxford en el pasado? Los algoritmos de reclutamiento seleccionarán a más hombres. El riesgo es que si no se someten a pruebas sólidas, se pasa por alto a las mujeres y a las personas de color», sentencia.

Para sortear estos sesgos, se están desarrollando otros softwares. La BBC recoge el ejemplo de Textio, sede en Seattle, EE.UU. Su software utiliza la inteligencia artificial para ayudar a las empresas a redactar anuncios con un lenguaje sea más inclusivo y fácil de entender.

Otra empresa es Korn Ferry, con sede en Los Ángeles, cuyo software de reclutamiento de inteligencia artificial rastrea internet en busca de posibles candidatos para el trabajo.

Así, las empresas no tienen que esperar a que los mejores candidatos potenciales envíen su candidatura, sino que pueden buscar a la persona que desean para un puesto con mayor facilidad.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies