Tecnología

China monta una operación de seguridad en el aniversario de Tiananmen

Por Ben Blanchard

PEKÍN (Reuters) – China desplegó su enorme aparato de seguridad el miércoles para evitar que se recuerde la represión de las protestas que pedían democracia en torno a la plaza de Tiananmen hace 25 años, inundando las calles de policías al tiempo que los censores depuran cualquier mención a los hechos en Internet.

Varios gobiernos, entre ellos el de Estados Unidos, instaron a China a dar cuenta de lo que pasó el 4 de junio de 1989, unas peticiones que han airado al Gobierno chino, que sostiene que el movimiento de protesta era «contrarrevolucionario».

El exiliado líder espiritual tibetano Dalai Lama aprovechó el aniversario para llamar a China a abrazar la democracia.

Pekín nunca ha publicado una cifra de muertos por la represión, pero las estimaciones de grupos de derechos humanos y testigos van desde varios cientos a varios miles.

Las tropas avanzaron a tiros en su recorrido hacia el centro de Pekín después de que los manifestantes ocuparan la plaza de Tiananmen en Pekín durante unas seis semanas. También hubo protestas en muchas otras ciudades.

El miércoles, para no correr riesgos, la policía, soldados y miembros de las fuerzas de seguridad vestidos de civil rodearon la plaza comprobando las tarjetas de identidad y revisando los bolsos en busca de cualquier indicio de que las personas pudieran tratar de colarse en ella para conmemorar el aniversario.

La policía escoltó a un periodista de Reuters fuera de la plaza, que estaba atestada de turistas, diciendo que estaba cerrada a los medios extranjeros. También detuvo a otro periodista de Reuters por tratar de informar sobre el aniversario desde uno de los distritos universitarios de Pekín, dejándolo en libertad al cabo de unas horas.

«HISTORIA ENCUBIERTA»

Hablar en público sobre la represión está prohibido en China. Muchos jóvenes no son conscientes de lo que ocurrió a causa de años de esfuerzos del Gobierno para desterrar el recuerdo de que el Ejército Popular de Liberación disparó contra sus propios ciudadanos.

«Han encubierto la historia. No quieren que la gente sepa la verdad de lo que hicieron», dijo el veterano activista Hu Jia a Reuters desde su casa en Pekín, donde dijo que la policía estaba presente para impedirle que saliera.

«Nadie confiaría en ellos si supieran lo que hicieron (…) Deberían haber caído por lo que hicieron», agregó, hablando por un teléfono móvil.

Si bien el aniversario nunca ha sido recordado públicamente en China continental, se espera que más de 150.000 personas se reúnan el miércoles por la noche en Hong Kong para una vigilia con velas.

Se espera también que un gran número de chinos del continente participen en el acto en el antiguo territorio británico, que volvió a dominio chino en 1997 pero sigue siendo una ciudad de tendencia liberal y capitalista. La vigilia se ha celebrado en Hong Kong cada año desde 1989.

El martes, el Ministerio chino de Asuntos Exteriores defendió la represión, argumentando que el Gobierno escogió el camino correcto por el bien del pueblo.

Hoy en día, muchos chinos vacilarían hoy a la hora de plantearse una revolución masiva. El país es la segunda potencia mundial, y la mayor parte de sus ciudadanos disfrutan de unas libertades económicas e individuales que nunca habían tenido.

«No creo que pueda volver a pasar», dijo un habitante de Pekín que dio su apellido como Xu.

«El sistema de China, desde luego, es distinto al de Occidente. La población es enorme, 1.400 millones de personas. Si quieres gobernarla bien, no es fácil», agregó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies