Tecnología

Cómo desinstalar las actualizaciones de Windows 10 para siempre

La edición Home de Windows 10 instala por defecto las actualizaciones disponibles en Windows Update de forma inmediata. Aunque esta función pueda resultar útil, puesto que reduce muchos problemas de vulnerabilidades, hay ocasiones en las que un controlador específico puede causar problemas temporales que afecten al dispositivo.

Microsoft sabe que existen estos casos y, por ello, existe un servicio que oculta las actualizaciones no deseadas, impidiendo que se instalen de manera automática. Para poder emplear dicha herramienta es necesario descargarse un programa. Este ofrece dos posibilidades: ocultar actualizaciones disponibles aún no instaladas y volver a mostrar actualizaciones ocultas.

Este asistente de Microsoft permite ocultar actualizaciones todavía no instaladas, pero no para las ya establecidas. Para desinstalar actualizaciones que ya están en Windows 10 Home, solo se debe acceder a ‘Configuración’ > ‘Actualización y seguridad’ > ‘Windows Update’ > ‘Opciones avanzadas’ > ‘Ver el historial de actualizaciones’ > ‘Desinstalar actualizaciones’.

Desde allí, el ordenador abre una ventana en la que se pueden ver todas las actualizaciones de Windows instaladas. Para cambiar una, solo debemos seleccionarla y pulsar a ‘Desinstalar’.

Para deshacerse de las actualizaciones de drivers o firmware, el proceso es diferente. Normalmente, el proceso que deberíamos seguir sería ‘Configuración’ > ‘Sistema’ > ‘Aplicaciones y características’. Una vez, ahí, queda desinstalar la que queramos.

Sin embargo, si queremos asegurarnos de que desinstalamos este último tipo de actualizaciones, se debe activar la función ‘Restaurar sistema’, que suele estar desactivado en Windows 10. Para restaurar el sistema se deben seguir las siguientes indicaciones:

Buscar en el Menú Inicio ‘restaurar sistema’ y entrar en resultado ‘crear punto de restauración’ > Entrar en ‘Propiedades del sistema’ > ‘Hacer clic en ‘Configurar’ > ‘En la nueva ventana ‘Activar protección del sistema’.

Una vez ahí podemos elegir diferentes opciones dependiendo de cuántos puntos de restauración disponibles queramos que existan. Si queremos que existan muchos puntos de restauración, se debe aumentar el espacio reservado para ‘Restaurar Sistema’.

Cada punto de restauración gasta espacio y cuando el espacio reservado se llena, Windows empieza a borrar los puntos más antiguos. Esto quiere decir que, si el espacio reservado es muy bajo, habrá como mucho 1 o 2 puntos de restauración disponibles, y no se podrá desinstalar las actualizaciones más antiguas.

Una vez elegido este último paso, solo queda clicar a ‘Aceptar’ y se guarda la configuración seleccionada. Con este proceso, lo que conseguimos es que, si sale algo mal, podamos restaurar el estado del equipo tal y como estaba antes. Al restaurar el sistema, ya se puede emplear el servicio de Microsoft para ocultar actualizaciones y que estas no se vuelvan a instalar de manera automática.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies