Tecnología

Con esta mejora SpaceX podría ahorrar hasta 6 millones de dólares en cada lanzamiento espacial

Esta semana Elon Musk nos hacía partícipes de un nuevo logro de su compañía más estelar: SpaceX había conseguido por primera vez capturar las dos mitades del carenado de un cohete Falcon 9.

¿Y qué es un carenado? Se trata de un revestimiento que se adapta al chasis de diferentes vehículos -aviones, trenes, coches, motos… y sí: también cohetes espaciales- y su finalidad suele ser mejorar la aerodinámica, aunque también se usa con fines estéticos o de mantenimiento. Esta coraza puede estar hecha de diversos materiales, desde titanio hasta plástico, pasando por fibra de vidrio.

En el Falcon 9, el carenado rodea la carga en el vehículo de lanzamiento. Para recuperarlo SpaceX ha utilizado dos barcos equipados con redes especiales diseñadas para atrapar cada mitad mientras cae. Hasta ahora la compañía había conseguido atrapar solo una, y finalmente se ha hecho con ambas.

¿Y por qué es relevante que SpaceX haya recuperado estos trozos de ‘chatarra espacial’? Pues, entre otras cosas, porque la compañía estima que capturando ambas mitades del carenado después de cada lanzamiento podría ahorrarse hasta seis millones de dólares entre los costes de recuperación -caen al fondo del mar y después hay que sacarlos- y de fabricación -hasta ahora había que hacerlas nuevas en la mayoría de las ocasiones-.

Es bien sabido que una de las metas que Musk ha tenido desde que puso en marcha SpaceX es lograr que los vehículos espaciales, sus componentes y toda la tecnología que llevan alrededor sean lo más reutilizables posibles.

Un ejemplo es el propio Falcon 9: hasta su creación, los cohetes que salían al espacio se convertían en basura espacial, en muchos casos imposible de recuperar y mucho menos de reutilizar. El de SpaceX está diseñado de forma que su primera etapa puede volver a la Tierra tras el lanzamiento, para aterrizar en la plataforma ‘Of Course I Still Love You’ que la compañía tiene en el Océano Atlántico. Hasta la fecha, se han lanzado 87 Falcon 9, se ha conseguido traer de nuevo esa primera etapa del cohete 48 veces y se han reutilizado 33.

Los intentos de recuperación del carenado no han tenido tanto éxito. Si bien la compañía ha recuperado mitades del océano, e incluso las ha reutilizado después de recuperarlas del fondo marino, como decíamos hasta ahora solo había capturado mitades individuales, consiguiendo una primera captura en junio del año pasado y otra en enero.

Las mitades del carenado no tienen ningún sistema propulsor para controlar su aterrizaje como la primera etapa del Falcon 9, en cambio, se desaceleran a través de un paracaídas, lo que significa que hay una mayor dependencia de que los barcos estén posicionados correctamente. Esto implica poder anticipar su caída. Atrapar las mitades usando las redes de los barcos en lugar de recuperarlos del océano -después de un aterrizaje suave y controlado- puede hacerles ahorrar no solo costes, también mucho tiempo, esfuerzo y riesgos para el personal.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies