Tecnología

Crean un balón de fútbol desmontable que nunca tendrás que inflar

Explican en Nendo que lo que les ha llevado a crear este balón que no hace falta inflar es que hay niños y niñas en el mundo que no pueden permitirse ni siquiera el mínimo mantenimiento que precisa una pelota normal, es decir, una bomba para hincharlo. Y tienen razón.

Famosas se han hecho las imágenes de Maradona cuando, siendo un niño, jugaba descalzo sobre el barro en un potrero de su barrio. En niños así parecen estar pensando en la empresa japonesa al fabricar ‘My footbal kit’, el balón desmontable y no inflable. Quién sabe si alguna pequeña promesa destinada a quedarse en el más absoluto anonimato conseguirá seguir jugando al fútbol gracias a este balón y convertirse en una estrella.

Sean cracks o no, el objetivo de Nendo, afirman, es “popularizar el deporte y aumentar el número de jugadores”. En definitiva, que una barrera tan cruel, triste y real como es la de que haya muchísimas familias que ni siquiera pueden permitirse un balón de fútbol sea soslayada. Para eso han creado en Nendo el balón que no hace falta inflar.

El balón que no se infla de Nendo está formado por 54 piezas. Es más, en el vídeo de presentación hacen una comparación con la cantidad de balones normales que entrarían en una caja (12) y los ‘My football kit’ desmontados que caben (20). Aseguran sus creadores que golpear este balón da la misma sensación que hacerlo con una pelota normal y que su estructura está inspirada en el tradicional balón japonés tejido con bambú.

Se ensambla con tres tipos distintos de componentes, lo que crea un balón de fútbol que, en lugar de depender de la presión del aire interno, hace uso de la elasticidad de su material de superficie para no perder el aire. Está compuesto de polipropileno reciclado y resina EVA. Materiales, ambos, que no dañan los pies descalzos. Parece que Nendo sigue pensando en esos pequeños que no tienen botas que protejan sus pies.

Si un componente del balón que no hace falta inflar se desprende, explican, la estructura entrelazada asegura que la pelota no se desmonte. Esto otorga a ‘My football kit’ un fácil mantenimiento además de eficiencia económica, ya que se restaura sólo reemplazando los componentes rotos, los cuales se pueden enviar por separado para su reparación o cambio.

Los componentes del balón están disponibles en varios colores, con lo que cada niño o niña puede crearlo a su gusto. Las instrucciones para el montaje están confeccionadas con imágenes y resultan realmente sencillas. Por si fuera poco, el balón que no hace falta inflar viene hasta con una mochila para poder llevarlo a cualquier sitio.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies