Tecnología

Dos satélites han estado a punto de colisionar en la órbita terrestre

Según The Vergue, el pasado 30 de marzo estuvieron a punto de colisionar un satélite de OneWeb con uno de SpaceX. Aunque finalmente no hubo ningún daño, este incidente ha sacado a la luz una realidad: la inexistencia de un protocolo internacional para cuando dos satélites están al borde de chocar.

Cinco días después de que OneWeb lanzará un lote con 26 satélites desde Rusia, la compañía recibió varias “alertas rojas” de parte de la Fuerza Espacial que avisaban de que uno de sus satélites podía colisionar con un satélite Starlink.

La probabilidad de chocar era del 1’3%, sin embargo, su proximidad era peligrosamente cercana, con una distancia de unos 57 metros. Aunque la probabilidad era baja, en el caso de que los satélites chocasen en órbita, podrían haber aumentado considerablemente las piezas de basura espacial que tanto preocupan a los expertos.

En la actualidad, no hay ninguna autoridad nacional o internacional que obligue a los desarrolladores de satélites a tomar medidas sobre posibles colisiones. No obstante, en esta ocasión, la Fuerza Espacial estadounidense fue la que alertó a la compañía OneWeb que, a su vez, se puso en contacto con SpaceX a través de correo electrónico.

Gracias a estos avisos, SpaceX pudo desviar el rumbo de Starlink de manera manual. El satélite de SpaceX supuestamente usaba un sistema de inteligencia artificial que evitaba la colisión con otros objetos espaciales. Sin embargo, parece ser que la única forma de esquivar al satélite de OneWeb era desactivando su sistema y manejándolo desde la Tierra.

Que para evitar una colisión los operadores del satélite de SpaceX hayan tenido que desactivar su sistema automatizado ha suscitado varias preocupaciones. Sobre esto, Diana McKissock, jefa del ala de seguridad de los vuelos espaciales e intercambio de datos de la Fuerza Espacial, ha explicado que SpaceX ha hecho esfuerzos para aumentar su transparencia en órbita, pero su sistema automatizado para evitar colisiones es un libro cerrado.

La compañía de Elon Musk tiene en órbita aproximadamente unos 1.400 satélites Starlink y su objetivo es llegar a 12.000. Por su parte, OneWeb de momento tiene 146, pero pretende alcanzar los 650. Asimismo, Amazon ha anunciado que su propósito es lanzar 3.236 satélites a la órbita terrestre.

Todo esto parece que nos acerca cada vez más a ese futuro que aparece en las películas de ciencia ficción, pero tiene sus inconvenientes. La comunidad científica ya ha advertido en múltiples ocasiones del problema que supone la basura espacial, ya que multiplican cada vez más la posibilidad de colisiones e interfieren en las imágenes captadas por los grandes telescopios.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies