Tecnología

DropTop, el cuadro que se transforma en una oficina para el teletrabajo en casa

El fabricante de muebles británico Pith & Stem ha creado DropTop, un cuadro que se transforma en una estación de teletrabajo. En el último año, muchas personas se han visto obligadas a trabajar en casa, sin embargo, trabajan desde las mesas de su salón o de sus cocinas.

La compañía de muebles defiende que, aunque se trabaje desde casa, se debe separar la vida personal de la laboral. No obstante, esto es tarea complicada, puesto que no todo el mundo tiene espacio suficiente en el que colocar otra mesa diferente a las que ya usan en su día a día.

DropTop es una estación de trabajo plegable ideal de 120 x 60 centímetros que puede convertirse en un cuadro de decoración cuando no se usa. La mesa de despacho no tiene patas, pero eso no supone que se vaya a romper con facilidad. En su presentación, muestran cómo aguanta intacta incluso subiéndote a ella.

Pith & Stem recalca que su invento no es un simple cuadro que se transforma en mesa y que en realidad es una estación de teletrabajo con más usos. DropTop tiene dos monitores y cuenta con los cables necesarios para poder trabajar desde casa sin problemas.

Para teletrabajar desde DropTop, los usuarios deberán conectar el portátil a través de un cable USB con DisplayLink y clonar la pantalla del ordenador en las pantallas de la estación de trabajo. Con estos monitores, la productividad podrá ser mucho mayor que en cualquier otra mesa de escritorio.

Este invento también cuenta con espacio donde guardar el portátil, el ratón y papeles. Esto serviría para tener todo el material que se podría necesitar al alcance de la mano.

Con DropTop se aprovecha mejor el espacio del hogar, pero, además, logra separar el trabajo de la vida doméstica. Una vez terminada la jornada laboral, simplemente se tendría que levantar la estación de teletrabajo y tendríamos un elemento decorativo en la pared.

El sistema de Pith & Stem se vende con una amplia gama de colores y de maderas que permite que el cliente pueda personalizar a su gusto lo que será parte de la decoración de su casa. El precio de DropTop cuesta aproximadamente unos 1.300 euros, un precio caro, pero esperable por los dos monitores con los que cuenta.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies