Tecnología

Elon Musk explica por qué el prototipo SN10 de la nave espacial Starship explotó después del aterrizaje

SpaceX lleva desde diciembre de 2020 con la siguiente fase de testeo para su Starship: nos ha deleitado con tres pruebas de vuelo suborbital a gran altitud, en cada una de las cuales la compañía ha aprendido un poco más. Es el inicio del camino de la humanidad a Marte.

Por fin, tras dos intentos frustrados de aterrizaje, el pasado 3 de marzo vimos un prototipo de nave espacial Starship posarse con delicadeza y suavidad en el suelo, tal y como estaba planeado. “¡La nave espacial SN10 aterrizó en una sola pieza!”, vitoreaba Elon Musk, CEO de SpaceX, en su cuenta de Twitter. Sin embargo, las celebraciones duraron poco y unos minutos después el vehículo explotó, uniéndose así a sus predecesores, el SN8 y el SN9.

Aunque todos estos contratiempos forman parte de los resultados previstos, SpaceX tiene que investigar lo ocurrido para prevenir que vuelva a pasar. Por el momento estas investigaciones todavía son algo preliminares, pero parece ser que el problema estuvo en el motor, o así lo indicaba el propio Musk en Twitter.

Respondiendo a un tuit de otro usuario que hacía alusión a los preparativos del siguiente prototipo de la Starship -el SN11- en la plataforma de lanzamiento, Musk dijo que “el motor SN10 tenía poco empuje debido (probablemente) a la ingestión parcial de helio del tanque de combustible de cabecera. El impacto a 10 metros por segundo destrozó las patas [de aterrizaje] y parte del fuselaje”.

Eso sí, el CEO de SpaceX aseguraba también que para el SN11 se estaban haciendo “múltiples correcciones”.

Poco después otro usuario -la conocida cuenta @NASASpaceflight– comentó sobre el tuit de Musk diciendo que se trataba de un asunto “complicado”, ya que según su conocimiento “la presurización de helio se agregó al tanque de CH4 [combustible] de cabecera para mitigar lo que sucedió con el SN8”.

Musk respondió coincidiendo con lo apuntado por @NASASpaceflight: “Si se hubiera utilizado la presurización autógena, lo más probable es que las burbujas de CH4 se hubieran convertido en líquido. Se usó helio en el cabezal para evitar el colapso del espacio vacío por salpicaduras, lo que ocurrió en un vuelo anterior”, decía.

El empresario finalizó asumiendo su error: “Mi culpa por aprobarlo. Sonaba bien en ese momento”.

Las imágenes de vídeo del lanzamiento del SN10 y el posterior aterrizaje en las instalaciones de prueba de SpaceX en Boca Chica, Texas, muestran que la nave se acerca para un aterrizaje rápido antes de asentarse en un ángulo inclinado, ligeramente en llamas. Casi un minuto después de completar con éxito el vuelo de prueba, explota en una enorme bola de fuego.

Como ya han indicado decenas de veces desde la compañía aeroespacial, el objetivo de estos test no es hacerlo perfecto, sino precisamente probar todas las fases del vuelo y partes del vehículo. Estaremos expectantes para el lanzamiento del SN11, que ya espera su turno en la plataforma de Boca Chica aunque todavía no hay fecha confirmada para la prueba.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies