Tecnología

Esta granja vertical produce 1.000 toneladas de verduras al año en el espacio que ocupa un campo de fútbol

La manida comparación con los campos de fútbol vuelve a servir para hacerse una idea de lo que supone la creación de esta granja vertical en Taastrup, muy cerca de Copenhague –Dinamarca–. Esta maravilla de la tecnología será capaz de producir 1.000 toneladas de verduras al año. Y todo ello –hay que repetirlo– en el espacio que ocuparía un campo de fútbol.

Nordic Harvest es quien ha hecho realidad una de las mayores granjas verticales de Europa. Aseguran sus creadores que el consumo total de este tipo de productos en Dinamarca es de 20.000 toneladas al año. Ergo –una última vez–, del espacio que ocuparían 20 campos de fútbol saldría toda la producción de verduras que los daneses consumen anualmente.

De este modo, explica Anders Riemann, director de Nordic Harvest, “podríamos deshacernos de la ensalada de invierno descuidada e insípida. Sin mencionar las consecuencias ambientales del transporte de verduras desde España e Italia en avión y camión”. La primera parte de la cosecha que saldrá de esta macrogranja vertical danesa se espera para principios de 2021, y ha sido reservada para comedores y cocinas comerciales.

Desde Nordic Harvest sostienen que si lo que se pretende es lograr “una transformación sostenible de la producción de alimentos de Dinamarca, hay que acostumbrarse a nuevas formas de producción como las granjas verticales”. Según una encuesta realizada por Voxmeter para Nordic Harvest, el 14 % de los daneses todavía cree que de las granjas verticales salen “alimentos peligrosos para el futuro”. Sin embargo, la encuesta también muestra que, del 20 % de los daneses que hoy conocen esta forma de producción, el 71 % compraría productos de una granja vertical. Y, en general, el 24 % de los daneses está listo para comer verticalmente verde.

Es interesante que la gente compre productos orgánicos por el bien del clima. Se puede decir mucho sobre la ecología, pero ciertamente no es sostenible cuando, por ejemplo, elegimos manzanas orgánicas que han sido traídas desde Nueva Zelanda. En Nordic Harvest, lamentablemente no podemos llamarnos orgánicos, porque nuestros productos no crecen en el suelo. Por lo tanto, sería una buena idea comenzar a buscar una etiqueta de sostenibilidad para los alimentos”, apunta Riemann.

Como la granja vertical de Nordic Harvest está en un entorno cerrado y completamente limpio sin tierra, exponen, “no se utilizan pesticidas ni otros productos químicos en la producción, como es el caso de los productos orgánicos”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies