Tecnología

Este lagarto robótico es capaz de desplazarse por superficies verticales

Unos científicos de la Universidad de la Costa del Sol en Australia han creado un lagarto robótico capaz de escalar paredes en vertical. Mientras Boston Dynamics y otras marcas especializadas en robots tratan de imitar el movimiento de un perro, los investigadores australianos centraron su atención en estos reptiles.

El equipo publicó su invento el pasado jueves en The Royal Society y ha apodado a su lagarto robótico ‘X-4’. El invento es mucho más ligero, pequeño y sencillo de construir que otras máquinas que copian a otros animales.

Christofer Clemente, supervisor del equipo de la universidad australiana, ha afirmado que los lagartos son capaces de andar por superficies verticales e imitar esto podría suponer la base ideal para futuras máquinas de vigilancia.

Hasta ahora, los robots han sido capaces de subir escaleras y de viajar, pero mantenerse y andar por paredes presenta un nuevo desafío. Para ello, hay que evaluar la velocidad, la estabilidad, el peso y la eficiencia porque la gravedad actúa en contra de andar a 90º del suelo.

Para comprobar cómo lo hacían los lagartos, el equipo observó a dos tipos de reptiles: geckos y dragones de agua australianos. Los geckos fueron grabados caminando sobre un hipódromo vertical de plástico mientras los dragones de agua australianos se deslizaban por una alfombra especializada.

Los investigadores rastrearon la colocación del pie de los animales y la manera en la que sus cuerpos se movían a través de un software. Basándose en esto, construyeron un robot con garras que imitaban sus movimientos.

En su estudio descubrieron que los lagartos tienen un rango óptimo de estabilidad dinámica, es decir, su velocidad condiciona el éxito de la escalada. Cuando suben demasiado rápido (más del 70% de su velocidad máxima), sus probabilidades de caer al suelo aumentaban. Si caminaban más lento (al 40% de su velocidad máxima), su probabilidad de caer era del 50%.

Con estos datos, los científicos universitarios idearon un artilugio del tamaño de un lagarto. La máquina mide unos 22 centímetros, pesa 453 gramos aproximadamente y tiene patas y pies que imitan la forma en la que caminan los lagartos trepadores.

El aparato está diseñado sobre todo a partir de piezas impresas en 3D. Estas están unidas con juntas en la columna vertebral y que ayudan a que se pueda deslizar y articular los hombros para moverse hacia atrás o hacia delante. En los pies tienen una especie de horquillas que imitan las garras del lagarto y permiten que la máquina pueda agarrarse a las superficies y liberarse con facilidad.

Además de todo esto, los investigadores añadieron un buscador de rangos y un sensor WiFi para que el robot evitase obstrucciones. Para que el lagarto robótico se mantuviese estable, también agregaron una cola.

Aunque el robot siga siendo un prototipo, los científicos apuestan por que podría convertirse en un buen robot de comunicaciones, ya que podría trepar árboles y postes telefónicos y ampliar la gama de redes WiFi. Clemente también cree que podría servir para escenarios de búsqueda y rescate: “En una zona de desastre, podría enviar a estos robots, y pueden arrastrarse alrededor de la estructura y buscar sobrevivientes. Si alguien tiene un teléfono móvil, puede conectarse al robot y enviar un ping de su ubicación”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies