Tecnología

Google lanza una herramienta que utiliza el aprendizaje automático para traducir los jeroglíficos del antiguo Egipto

El aniversario del descubrimiento de la Piedra Rosetta se ha celebrado esta semana pasada. Hallada el 15 de julio de 1799 en la localidad de Rashid (Rosetta), en el delta del Nilo, esta losa fue la herramienta que permitió desvelar el misterio de los antiguos jeroglíficos egipcios.

Los antiguos egipcios usaron este sistema de escritura hace más de 4.000 años para registrar sus historias, pero solo un grupo selecto sabía cómo leerlas y escribirlas. Pero en 2020 no hace falta ser un erudito para descifrar este curioso lenguaje: solo necesitas Fabricius, el último invento de Google.

Esta herramienta permite descubrir de manera interactiva el fascinante idioma, aprendiendo sobre el mismo e incluso logrando escribir en jeroglíficos. Es decir, la función utiliza el aprendizaje automático para traducir estos antiguos símbolos al lenguaje moderno a través de tres «puertas de enlace dedicadas»: aprender, jugar y trabajar.

“No es académicamente correcto, solo por diversión”, afirma la compañía. Y es que con este sistema puedes escribir tus propios mensajes en jeroglíficos egipcios para compartir con tus amigos. “La forma más fácil de entender los jeroglíficos es imaginar que son el equivalente del antiguo Egipto de los actuales emojis”, dice la plataforma.

Fabricius, que lleva el apellido del que ha sido considerado como el padre de la epigrafía, se está lanzando como código abierto para admitir nuevos desarrollos en el estudio de lenguas antiguas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies