Tecnología

La Gomera, escenario para el debut de la app de rastreo de COVID-19 del Gobierno

Ya queda menos para que podamos conocer el verdadero alcance de una aplicación móvil de rastreo de contactos de coronavirus en España. La isla canaria de La Gomera será el escenario elegido para la prueba piloto de este sistema de localización, una iniciativa del Ministerio de Sanidad y la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial con la que está colaborando el Gobierno de Canarias, a través del Servicio Canario de la Salud y las direcciones generales de Modernización y Nuevas Tecnologías.

El debut tendrá lugar a finales de junio y sus resultados, con información, datos y experiencia, permitirán conocer si la app sirve para reducir el impacto de la enfermedad y la expansión de nuevos contagios.

“Se ha elegido La Gomera para este piloto por ser uno de los territorios donde confluye población local con turística y donde la colaboración ciudadana ha sido esencial en el control de la pandemia”, explica el Ejecutivo canario en nota de prensa. La isla no cuenta actualmente con ningún caso activo de coronavirus.

El motivo de elegir este espacio es que se quiere “explorar” el potencial de la aplicación en un “escenario real”, dice el comunicado del Gobierno de Canarias. Según los resultados obtenidos en esta experiencia, el Gobierno de España y las autoridades sanitarias valorarán si esta solución tecnológica es útil o no para luchar contra el virus a nivel nacional.

Los agentes locales “se han comprometido” a promover “una amplia participación de la ciudadanía”, lo que es relevante para obtener “un buen muestreo y que los resultados sean suficientemente fiables”, añaden.

La app española utiliza un modelo descentralizado, basado en el protocolo ‘Decentralized Privacy-Preserving Proximity Tracing (DP-3T)’, “el más respetuoso con la privacidad del usuario”, aseguran.Este protocolo, el mismo que han adoptado la mayoría de los países europeos, facilita la integración con el sistema ofrecido por Google y Apple para que el rastreo de contagios funcione bien en la mayoría de móviles –iOS y Android-.

El sistema funciona de manera similar al de otros países: gracias a la tecnología bluetooth se puede saber qué usuarios han estado durante unos minutos a una distancia determinada. Explicado de manera muy sencilla, tu teléfono móvil intercambia una serie de códigos cuando está cerca de otro durante el tiempo suficiente para que se produzca un posible contagio.

Cuando un usuario da positivo en COVID-19 vía test, si así lo autoriza, se envía su información al servidor: los identificadores que él ha emitido -y no los que ha detectado de otros móviles cercanos-. Es decir, que las autoridades sanitarias solo podrán acceder a los identificadores generados por el móvil de la persona infectada, pero no a los de sus contactos.

Los posibles contagiados recibirán una alerta en su app y se les proporcionará información sobre cómo proceder a partir de ese momento. Conviene recordar que la app no será obligatoria ni usará datos de localización.

Las aplicaciones que se están desarrollando en la mayoría de los países de Europa -hay excepciones, como el sistema que se utiliza en Francia– utilizan la misma base, lo que les permite interoperar. Esto puede resultar fundamental si se quiere reactivar el turismo, ya que se pueden mandar y recibir códigos desde distintos países. Es decir, un viajero alemán, por ejemplo, podrá utilizar el mismo sistema, aunque la aplicación sea distinta, en su país de origen y en España.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies