Tecnología

La guerra entre EE. UU. y Huawei: consecuencias de las restricciones a la tecnológica china

Estados Unidos ha anunciado que va a reforzar las restricciones a Huawei en el campo de los semiconductores: a partir de septiembre no permitirá que se utilice maquinaria o software creado en EE.UU. para diseñar o producir chips de Huawei. Esta decisión afecta desde a móviles hasta a antenas de telefonía.

El Departamento de Comercio del país norteamericano asegura que ha puesto en marcha estos nuevos planes para “proteger la seguridad nacional” y frenar los esfuerzos de la compañía china para “socavar los controles de exportaciones” en Estados Unidos.

Es decir, no basta con incluir a Huawei Technologies y 114 de sus filiales en el extranjero en la lista de entidades a las que las compañías estadounidenses no pueden adquirir componentes tecnológicos sin permiso del Gobierno, ahora EE. UU. tampoco quiere que la tecnológica china pueda utilizar software y tecnología estadounidense para diseñar semiconductores.

¿Seguirás pudiendo comprar móviles Huawei? De momento sí, y seguirán pudiendo usar Android como lo están usando hasta ahora: con sus servicios o re-lanzando móviles ya licenciados.

Por su parte, Huawei ha expresado que “se opone categóricamente a las enmiendas realizadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos en su normativa relativa a los productos extranjeros (FDPR) que ataca directamente a Huawei”.

“El gobierno de los EE.UU. incluyó a Huawei en la Entity List el pasado 16 de mayo de 2019 sin justificación. Desde ese momento hemos mantenido nuestro compromiso de cumplir con todas las normas y regulaciones del gobierno de EE. UU., a pesar del hecho de que había elementos industriales y tecnológicos clave que no estaban disponibles para nosotros. Al mismo tiempo, hemos cumplido nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores, y hemos sobrevivido y seguido adelante a pesar de las circunstancias”.

Sin embargo, dicen, “en su incesante búsqueda de reforzar la presión sobre nuestra compañía” el Gobierno de Estados Unidos ha decidido “proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas empresas y asociaciones industriales”.

Califican la decisión como “arbitraria y perniciosa” y sostienen que “amenaza con socavar a toda la industria a nivel global”. “Este nuevo reglamento afectará a la expansión, el mantenimiento y la operativa de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países. También afectará a los servicios de comunicaciones para los más de 3.000 millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo”, subrayan desde Huawei.

“Para atacar a una empresa líder de otro país, el gobierno de los Estados Unidos ha dado la espalda intencionadamente a los intereses de los clientes y consumidores de Huawei. Esto va en contra de la afirmación del gobierno estadounidense de que la decisión está motivada por la seguridad de las redes”, concluyen.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies