Tecnología

La misión fallida del satélite español Ingenio, que costó 200 millones de euros, no estaba asegurada

El Ministerio de Ciencia e Innovación esperará al informe final de los expertos para abordar los siguientes pasos relacionados con la misión del satélite Seosat-Ingenio, que no estaba asegurada y que no ha podido ser puesta en órbita por un fallo en el cohete que lo transportaba.

«El Ministerio de Ciencia e Innovación esperará al informe final con detalle de los resultados de la comisión de expertos para abordar los siguientes pasos relacionados con la misión Seosat-Ingenio», señala este departamento en un comunicado.

La Agencia Espacial Europea (ESA) ya ha informado en su intervención que, al igual que se actúa con todas las misiones espaciales institucionales, en este caso tampoco se ha incluido en el proyecto un seguro que eventualmente cubriera la posibilidad de pérdida de la misión.

En este sentido, su portavoz ha informado de que la ESA se pone a disposición del Gobierno de España para comenzar a explorar vías alternativas que permitan reemplazar la funcionalidad instrumental de Ingenio, según recuerda el Ministerio.

La información técnica ofrecida por los responsables del lanzamiento es aún muy escasa pero han avanzado que se ha constituido una comisión de expertos que revisará el sistema del lanzador y que «arrojará conclusiones, previsiblemente, en un tiempo breve», añade la misma nota.

La ESA y su contratista Arianespace, encargado del servicio de lanzamiento, han confirmado que la causa de la pérdida de la misión espacial para poner en órbita al satélite Seosat-Ingenio y al francés Taranis, ha sido debida a un problema en dos conectores del sistema de control de velocidad de propulsión (TVC, Thrust Vector Control).

Según Arianespace, no se trata de un error de diseño del lanzador Vega sino que está, posiblemente, relacionado con una intervención humana en la fase de control de calidad, resume la nota del Ministerio.

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha lamentado la «pérdida de la misión que llevaba Seosat-Ingenio a su órbita», aunque ha explicado que, a pesar de ello «las tecnologías desarrolladas han capacitado a las empresas españolas, facilitando que accedan a nuevos contratos como la recién firmada misión LSTM» para el programa Copérnico de la ESA.

En este sentido, la industria española se ha visto beneficiada al haber conseguido contratos por un valor muy superior al coste del propio satélite, por lo que la inversión ha vuelto a España multiplicada, generando conocimiento, innovación y empleo especializado.

Gracias al trabajo de la industria española en este proyecto, el pasado viernes 13 de noviembre se formalizó ese nuevo contrato para la industria española (ESA-Airbus) por valor de 380 millones de euros para desarrollar un nuevo proyecto satelital, esta vez en el paraguas del programa Copérnico de la UE, en el entorno colaborativo con la ESA.

«Este contrato supone un nuevo hito, puesto que es la primera vez que una empresa española desarrolla un proyecto para Copérnico», concluye la nota del departamento de Duque.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies