Tecnología

Las macrociudades pierden puntos: los trabajadores quieren vivir en zonas más confortables, con España a la cabeza

El teletrabajo, una condición casi obligatoria debido a la crisis sanitaria, ha cambiado la forma de pensar y de vivir de muchos profesionales. En un entorno tan difícil como el que vivimos hoy en día, se ha demostrado que trabajar en remoto permite dar el mismo o mejor servicio a los clientes desde cualquier punto del mundo.

El nuevo escenario mundial ha ‘castigado’ a las grandes metrópolis en muchos aspectos, y también en lo referente al empleo: según una encuesta global de InterNations publicada por el medio internacional Bloomberg, grandes urbes como Roma, París y Hong Kong, antes destinos principales, han obtenido las calificaciones más bajas de los trabajadores extranjeros.

Los encuestados, más de 15.000 personas de 173 nacionalidades diferentes, prefieren ahora zonas más confortables, alejadas de preocupaciones como el equilibrio entre la vida laboral y personal o la asequibilidad de la vivienda y que se sienten más seguras y con menos riesgos en lo que a salud se refiere.

La investigación realizada por InterNations, una red de expatriados con sede en Múnich con alrededor de cuatro millones de miembros, desvela que actualmente las ciudades españolas obtienen las mejores puntuaciones.

Cuatro de ellas se cuelan en el Top 10 mundial: Valencia y Alicante están en el primer y segundo puesto, Málaga ocupa el sexto lugar y Madrid cierra la lista aterrizando en el número 9.

Aparte de las cuatro ciudades españolas, Lisboa, Ciudad de Panamá, Singapur, Buenos Aires, Kuala Lumpur y Abu Dhabi se ubican entre las 10 primeras de un total de 66 urbes valoradas.

Si extrapolamos esta tendencia a buscar lugares más tranquilos en los que vivir al comportamiento de los trabajadores de España, veremos que dentro de nuestro país la tendencia a alejarse de las grandes urbes también se está notando.

Entre otras cosas porque, además, Madrid figura como la segunda capital europea que más retroceso ha experimentado en las ofertas de empleo debido al impacto de la crisis sanitaria, solo por detrás de Londres, según un estudio del portal Indeed recogido por The Guardian.

El sitio web de empleo más grande del mundo afirma que, en comparación con el mismo periodo del año anterior, las tendencias de publicación en su plataforma han caído un 46%, mientras que las ofertas de trabajo en otras partes de España se redujeron en un 39%.

Con este panorama cambiante, se abre una posible solución a una cuestión que en nuestro país ha preocupado y mucho durante los últimos años: el teletrabajo podría devolver al medio rural su población, llenar la ‘España vaciada‘ ofreciendo una posibilidad de recuperar el talento en ciudades más pequeñas.

¿Es una realidad que los teletrabajadores estén pensando en mudarse a zonas más tranquilas? Según la empresa aragonesa Hiberus Tecnología, sí. La consultora ha lanzado una campaña con la que pretende facilitar el retorno de los profesionales con perfiles tecnológicos a sus ciudades de origen, así como ofrecer a todo el mundo “ganar en calidad de vida” en estos entornos, alejados de las grandes urbes.

Desde que se vieron los primeros efectos de esta crisis que tiene en jaque al mundo entero, Hiberus supo ver las nuevas implicaciones que conllevaría el teletrabajo y las oportunidades de crecimiento que este nuevo formato ofrece. Por ello, se ha puesto en marcha ‘Operación Fauno’, una iniciativa pionera en España mediante la cual la firma irá abriendo hubs tecnológicos en pequeños municipios y zonas rurales.

La primera de estas nuevas sedes de la empresa se ubicará en Soria y desde que se anunció, hace apenas un par de semanas, se han recibido más de medio millar solicitudes.

“Muchos perfiles tecnológicos se ven obligados a vivir en las grandes ciudades para poder desarrollar su actividad profesional, con las consecuencias que ello supone en cuanto a movilidad, altos costes de la vivienda, estrés… queremos darles la oportunidad de desarrollar su carrera sin tener que renunciar a las comodidades y beneficios de los entornos rurales”, explica Javier Virto, director Territorial de Hiberus La Rioja.

Dentro de esta campaña, la ‘Operación Numancia Digital’ es el primer paso de una estrategia que quieren implantar en la compañía marcada por la puesta en valor de la vuelta a los orígenes. De todas las solicitudes recibidas, el 90% proceden de profesionales de Barcelona y Madrid, la mayoría sorianos que por motivos laborales se tuvieron que ir y les gustaría poder regresar a su casa.

Hiberus plantea su desembarco en Soria “antes de que acabe el año”, y después vendrán otros: “Sigüenza, el Pirineo o Castellón ya están sobre la mesa… la previsión es crear 400 puestos de trabajo en el corto plazo”, añade Victor Vidaller, Manager Recruitment & Gestión de Talento de Hiberus.

Hasta ahora, el mundo TIC se ha concentrado en las principales capitales, creándose así una idea colectiva de que si querías trabajar, tenías que vivir allí. Pero si algo bueno podemos sacar de 2020 es que se ha demostrado nuestra capacidad de adaptarnos a las circunstancias y, ya que nos adaptamos, al menos podemos hacerlo desde el lugar que nos gustaría estar.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies