Tecnología

Los 6 lugares más remotos del mundo en donde nunca creerías que hay WiFi

Estamos tan acostumbrados a tener acceso a Internet desde cualquier parte que nos cuesta pensar en lugares en los que no podamos estar conectados. Si bien este es un debate con mucho que comentar, dada la situación que tenemos en nuestro país en municipios aislados de la España vaciada, existen rincones remotos de nuestro mundo en los que no te creerías que tienes WiFi.

Según la empresa de soluciones de conectividad EnGenius, si vas al japonés Monte Fuji te podrás conectar por WiFi a Internet. Te contamos otros cinco lugares remotos donde puedes hacerlo también.

El monte más alto de Japón cuenta con ocho puntos de acceso WiFi en la montaña para que los turistas puedan usar este servicio de conectividad durante el ascenso. De esta manera, aquellos que visiten este monte -declarado Patrimonio Mundial por la Unesco-, además de poder hacerse selfies y colgarlos en sus redes sociales podrán hacer llamadas de emergencia si fuera necesario o incluso recibir alertas meteorológicas.

Situados en el Oeste de Irlanda, en el área de Galway, no solo es una de las principales maravillas naturales del país, sino que también es uno de los reclamos turísticos más populares. Su conectividad WiFi hará que puedas compartir con tus amigos y familiares en tiempo real tu visita a un lugar donde se han rodado numerosas películas como ‘La hija de Ryan’, ‘La princesa prometida’ o ‘Harry Potter y el misterio del Príncipe’.

Con el fin de aumentar el número de visitantes a los cementerios históricos de la ciudad, algunos de ellos, como el Vagánkovskoye, ofrecen WiFi gratuito. Considerado uno de los cementerios más bellos y tranquilos, además de una arquitectura espectacular, se creó a fines del siglo XVIII, y en él descansan los restos de numerosos escritores y artistas rusos y soviéticos. Con este original servicio de conectividad a Internet, los visitantes a este camposanto podrán descargar un mapa de la necrópolis, obtener información sobre sus ilustres difuntos, sus lápidas y monumentos.

Situada en el estado de Himachal Pradesh, Sarahan es una aldea de no más de 2.000 personas que hasta el año 2005 no empezó a tener electricidad. En la actualidad cuenta con una torre WiFi que permite tanto a sus habitantes como visitantes disfrutar de este servicio de conectividad.

En el siglo XXI, ser un Robinson Crusoe no significa no poder estar conectado. Y es que esta isla privada es un complejo paradisiaco compuesto únicamente por dos cabañas y una casa en las que la capacidad máxima son unas 12 personas. Gracias a su conectividad WiFi, los afortunados que se alojen en esta isla desierta podrán ‘posturear’ y ser la envidia de sus followers en las redes sociales.

En este caso el WiFi no es tanto facilitar que los turistas puedan colgar en sus redes sociales sus fotos, sino que a través de 80 sensores inalámbricos dentro del propio volcán se puedan reunir datos -como la temperatura, la presión atmosférica, la gravedad o los gases- que ayuden a predecir si este volcán, conocido como la “Boca del Infierno” va a entrar en erupción.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies