Tecnología

Neutron, el cohete reutilizable que planea fabricar Rocket Lab y que pone las cosas difíciles a SpaceX

Rocket Lab, una empresa aeroespacial nacida en Nueva Zelanda, planea la construcción de un nuevo cohete reutilizable al que ya han bautizado como Neutron. El cohete será usado para cargas útiles de satélites, para misiones de vuelos espaciales y para reabastecimiento de la Estación Espacial Internacional.

Este cohete no será el primero que Rocket Lab lance al espacio. En 2018, la empresa aeroespacial mandó a Electron, un cohete desechable, para orbitar el Sol y lanzar pequeños satélites (CubeSats).

A pesar de que el fundador y directivo ejecutivo de Rocket Lab, Peter Beck, aseguró en su día que su empresa no reutilizaría un cohete ni elaborarían otros más grandes que Electron, ahora tiene pensado hacerlo. Beck comentó que de hacer lo contrario a lo que decía se comería su gorra. Por eso, en el vídeo en el que anuncia Neutron, aparece el propio fundador comiéndose, literalmente, su gorra:

Neutron se estima que pesará 8 toneladas y, aunque parezca mucho, lo cierto es que, por lo general, los cohetes suelen pesar mucho más. Por poner un ejemplo, Falcon 9, el cohete reutilizable de SpaceX, pesa más de 500 toneladas. Peter Beck ha señalado que “lo más grande no siempre significa lo mejor cuando se trata del despliegue de constelaciones”.

El cohete alcanzará los 40 metros, frente a los 18 que tenía Electron. Aunque el Neutron tenga un gran tamaño en comparación con su antecesor en Rocket Lab, no llega a las dimensiones de Falcon 9, de 70 metros.

Debido a sus pequeñas dimensiones en comparación con el cohete de SpaceX, los costes de producción y de lanzamiento serán mucho más económicos. Sin embargo, no podrá transportar cargas demasiado grandes ni viajar muy lejos. Se estima que a la Luna podrá llegar a enviar 2.000 kg y a Venus unos 1.500 kg.

Desde Rocket Lab consideran que Nutron estará construido de cara a 2024 y que será enviado al espacio desde la plataforma de lanzamiento ‘Wallops Flight Facility’ de la NASA (EE. UU.). Al aprovechar una plataforma ya existente, la empresa elimina la necesidad de construir una nueva, acelerando el proceso de construcción y abaratando sus costes.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies