Tecnología

Por fin llega el día: Sony lanza hoy su PS5

Siete años hacía que el gigante tecnológico Sony no nos deleitaba con una consola. Después de una larga espera, la fecha oficial de lanzamiento de la PS5 ha llegado, pero con algunos cuantos ‘peros’.

Hace unos días, la propia marca japonesa confirmó que su nueva PlayStation no se venderá en tiendas físicas inicialmente, pudiéndose adquirir “exclusivamente online” en los establecimientos autorizados. Sony tomaba esta decisión “con el objetivo de proteger la salud” de jugadores, vendedores y personal.

Por eso mismo, pedía a todos sus fans que no esperaran a la apertura de las tiendas ni hicieran acampada para pasar la noche -algo ya habitual en el lanzamiento de productos tecnológicos-, porque no habría nada que comprar.

La noticia fue recibida como un jarro de agua fría por la comunidad gamer, especialmente porque ya ha habido diversos problemas con las reservas que han hecho correr los rumores de una importante falta de stock de la PlayStation 5. Incluso el presidente de la compañía, Jim Ryan, dijo a Reuters a finales de octubre que era posible que “no todos los que quieran comprar una PS5 el día del lanzamiento puedan encontrar una”.

Con el lanzamiento de la PS5 Sony se une a su eterno rival para luchar por repartirse el mercado en ‘La nueva era de las consolas’. PlayStation 5 llega unos días más tarde que la Xbox Series X y podrá adquirirse a partir de 399,99€ para PS5 Digital Edition y 499,99€ para PS5 con Ultra HD Blu-Ray Disc Drive.

Es pronto todavía para afirmar cuál de las dos es mejor basándonos, pero podemos repasar brevemente lo que ofrece la nueva ‘Play’.

Como en el caso de la consola de Microsoft, el diseño es futurista y moderno. Si bien una es blanca (PlayStation) y la otra negra (Xbox). Parece que estas consolas están destinadas a rivalizar en todo. PS5 cautiva por sus curvas y su elegancia, así como por esos toques LED azules. Un diseño, por cierto, al que se parece más la hermana pequeña de la nueva serie de Microsoft, la Xbox Series S.

El procesador gráfico de la PS5 ofrece una potencia de 10,25 teraflops -frente a los 12 de Xbox Series X-. A nivel interno, las dos tienen elementos comunes y similares, ambas con un corazón AMD con las arquitecturas Zen 2 y RDNA 2.

También coinciden en que se fundamentan en la unidad de almacenamiento SSD, de 825 GB en el caso de Sony y de 1 TB en el de Microsoft. Aquí otro de esos ‘peros’: Sony confirmó que su nueva consola no permitirá SSD de expansión, al menos inicialmente, lo que podría ser un problema teniendo en cuenta que hay juegos que ya alcanzan los 133 GB como ‘Call of Duty: Black Ops Cold War’ o los 105 GB como Spider-Man: Miles Morales Ultimate Launch Edition.

Una de las grandes novedades tecnológicas de la nueva generación de consolas de Sony es su mando. Con unas dimensiones de 160mm x 66mm x 106mm y un peso de 280 gramos, cuenta con touchpad delantero, tecnología Six-Axis para el sensor de movimiento y, como novedad, incorpora por primera vez el botón CREATE, que sustituirá al botón SHARE.

El nuevo DualSense de la PS5 utilizará Tempest 3D y AudioTech, lo que generará un audio inmersivo capaz de recrear los sonidos de la lluvia y los efectos del clima. Será como estar en medio de la tormenta.

Además, partiendo del anterior mando, el DualSchock 4, se ha mejorado la retroalimentación háptica para agregar nuevas sensaciones a la hora de jugar, por ejemplo, la lentitud si se conduce sobre barro y, gracias a la incorporación de gatillos adaptativos a los botones L2 y R2, se notará la tensión real de cada una de las acciones.

Por increíble que parezca, Sony no se está haciendo de oro con sus consolas. Al menos no con ellas como tal. El propio director financiero de la empresa, Hiroki Totoki, decía hace unos días que esperan que PS5 “contribuya negativamente a las ganancias”, haciendo referencia al hardware.

El truco, claro, está en que una nueva consola, con nuevas características y mejoras, “alienta a los clientes a comprar videojuegos”, y ahí está el mercado de Sony y lo que activa los ingresos.

No es algo nuevo: la comunidad gamer y los expertos en videoconsolas saben desde hace tiempo que estos dispositivos suponen pérdidas para los fabricantes, pero la pena es poca teniendo en cuenta que las marcas recuperan la inversión, y con creces, con la venta de videojuegos y accesorios.

Esta es otra de las razones por las que Sony -y también Microsoft– llevaban desde 2013 sin sacar una nueva generación de consolas. Hay que darles largas vidas para poder amortizarlas.

Con la nueva PS5, la compañía aspira a vender 100 millones de consolas, y calcula que para abril de 2021 se habrán alcanzado unos 7,6 millones de ventas.

No son cifras desorbitadas teniendo en cuenta que con la PS4, la generación anterior, consiguieron llegar a las 113,8 millones de consolas vendidas, superando por primera vez a la primera PlayStation de la historia -lanzada a finales del siglo pasado, en 1995-, que consiguió vender 102,4 millones de unidades durante sus diez años de vida.

Eso sí, ninguna ha podido con la PlayStation 2 de 2000, que con 155 millones de unidades vendidas es la líder indiscutible y la consola más vendida de la historia.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies