Tecnología

¿Qué pasa con Radar Covid? La ‘app’ para rastrear contagios que el Gobierno prevé que resucite tras 3 meses con poco uso

El pasado mes de agosto, el Gobierno de España puso en marcha la aplicación de rastreo de contactos Radar Covid, diseñada para ayudar a evitar la propagación del coronavirus. Tres meses después, la app del Ejecutivo ya ha finalizado su fase de implantación después de superar varios contratiempos y en la actualidad encara una nueva etapa en la que espera llegar a los ocho millones de descargas gracias al «crecimiento sostenido» en el que se encuentran los datos de uso, según han explicado a 20minutos desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA). Este área depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital que dirige Nadia Calviño.

Esta herramienta debía haber estado operativa al 100% a mediados del pasado mes de septiembre en todas las comunidades autónomas pero su integración en los distintos sistemas sanitarios sufrió retrasos en algunas de las regiones clave para su funcionamiento por contar con las áreas metropolitanas más pobladas, como son Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

En la autonomía que preside Isabel Díaz Ayuso, por ejemplo, la implantación de la aplicación no se completó hasta principios de octubre debido a que el Ejecutivo regional insistió en hacer una prueba piloto en la zona de Guadarrama pese a que el sistema había sido testado en la isla canaria de La Gomera.

En Cataluña, en cambio, sí hubo problemas técnicos que demoraron su puesta en funcionamiento, como reconocen desde el Gobierno central, que precisa que en ningún caso estos problemas obedecen a «razones políticas» como se había sugerido.

Precisamente, uno de los problemas más frecuentes en la fase implantación ha sido que en algunos centros sanitarios no se proporcionaban los códigos a las personas contagiadas, algo imprescindible para que la aplicación sea de utilidad. De este modo, estos ciudadanos infectados no podían introducir el código en sus móviles y avisar así a las personas que podrían haber contagiado.

Radar Covid permite a las personas contagiadas introducir el código que proporcionan los diferentes sistemas de salud y avisar así a todos aquellos que tengan la aplicación y que hayan estado durante más de 15 minutos y a menos de dos metros del infectado en las últimas dos semanas. Utiliza la conexión bluetooh del terminal para que los móviles puedan intercambiar identificadores anónimos. La aplicación protege la privacidad del usuario al no solicitar datos personales ni de geolocalización.

«Las comunidades son las encargadas de repartir los códigos a las personas contagiadas. Hasta que todas no estuviesen integradas correctamente en el sistema, la utilidad de la aplicación se veía afectada», ha asegurado un portavoz del organismo que dirige Carme Artigas, quien ha afirmado que Radar Covid está ahora una fase de «crecimiento sostenido» en la que se va a empezar a ver realmente la utilidad de la aplicación.

«Actualmente, la aplicación cuenta con 5,5 millones de descargas y ahora nuestro objetivo inmediato es llegar a los 8 millones de descargas», ha añadido. Las estimaciones oficiales son que si el 20% de la población se descargara la aplicación de rastreo se podría ayudar a reducir el impacto de la pandemia en un 30%.

Esta misma fuente ha cifrado en 17.000 las personas que hasta el pasado viernes 20 de noviembre habían comunicado su positivo en la app introduciendo el código desde que se puso en marcha en fase de pruebas en Andalucía, Cantabria, Aragón y Extremadura en agosto. En una semana, la cifra ha crecido en un 30%, lo que indica un mayor uso por parte de la ciudadanía.

Este dato acumulado, sin embargo, y pese a su crecimiento en los últimos tiempos, indica que el uso de la aplicación por parte de la población está siendo bajo. Solo en septiembre y octubre, los únicos meses completos en los que la app ha estado activa, se produjeron 713.330 nuevos contagios.

Únicamente tomando en cuenta los contagios en estos dos meses, el resultado sería que apenas el 2,3% de los infectados comunicó en la aplicación su positivo. Si incluyésemos la cifra de contagios de los días que funcionó la app en agosto y lo que llevamos de noviembre, el dato rondaría el 1%.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies