Tecnología

¿Quería Sony convertirnos en ‘Matrix’? Sale a la luz una patente para crear en el cerebro «experiencias sensoriales»

Sony estaría trabajando en una tecnología que permite proyectar imágenes en el cerebro, según una de sus patentes. Antes de emocionarnos conviene subrayar que la revista New Scientist informa de que se trata solamente de una teoría y no un invento que vaya a llevarse a cabo. De hecho, la patente es de 2005.

La idea parece tomar la forma de The Matrix, una película en la que un electrodo conectado por la nuca hacía que la mente viajara a una realidad alterna en un mundo virtual. Esta película marcó un antes y un después en la historia del cine y la ciencia ficción, pero también fue clave para los científicos que deseaban comprobar si éramos capaces de crear algo similar. El objetivo de la patente era crear «experiencias sensoriales» que van desde transmitir imágenes en movimiento, sonidos e incluso gustos, por muy loco que parezca.

Hay que aclarar que la técnica patentada no pretende ser invasora en lo más mínimo: no utilizaría implantes en el cerebro ni se necesitaría cirugía de ningún tipo. Los pocos detalles que se añaden en el documento explican que se trataría de un dispositivo que lanzaría pulsos de ultrasonido hacia la cabeza para modificar la forma en que se comportan las neuronas en determinadas partes del cerebro.

Sin embargo, Elizabeth Boukuis, la portavoz de la empresa, indicó que este proyecto es una «invención profética», por lo que no se han hecho nunca experimentos reales para comprobar si funcionaria o no. Esta patente busca explorar los límites de la tecnología y fue realizada con la intención de influenciar el camino que debemos llevar en un futuro.

En su momento, algunos expertos independientes indicaron que «no desestimaban la idea», aunque advirtieron sobre la seguridad a largo plazo del método propuesto. Hoy en día, la única forma no invasora de manipular el cerebro es una técnica llamada estimulación magnética transcraneal. Esta técnica utiliza los campos magnéticos para inducir corrientes en el tejido del cerebro y poder estimular las células. No obstante, los campos magnéticos no pueden enfocarse en pequeñas agrupaciones de células, como sí se supone que podría hacerse mediante ultrasonido.

Por otro lado, la revista que dio la primicia en su día no tuvo posibilidad de entrevistar al creador de la patente, que trabaja en la actualidad en la oficina de Sony en San Diego, California. Pero parece que todo se quedó en una lluvia de ideas que jamás terminó de cuajar. De hecho, ni siquiera podemos decir que la patente de Sony fue una idea «profética», ya que la tecnología de la actualidad está más ocupada en el desarrollo de otros campos.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies