Tecnología

Rousseff afirma que ningún país puede tener más peso que otro en la gobernanza de internet

Sao Paulo, 23 abr (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, afirmó hoy en Sao Paulo que ningún país puede tener «más peso que otro» en la gobernanza de internet y defendió que debe basarse en el respeto de los «derechos humanos», la «privacidad» y la «libertad de expresión».

En la apertura de la conferencia internacional NETMundial, en la que delegaciones de más de 85 países buscarán durante dos días converger en diversos puntos para redefinir la regulación de internet y el rumbo de la red, Rousseff defendió su carácter democrático.

La revisión de la legislación sobre internet ganó fuerza en Brasil tras la divulgación de documentos filtrados por el antiguo experto de la CIA Edward Snowden, que demostraron que ciudadanos y empresas brasileñas y la propia presidenta fueron objetivo del espionaje electrónico a gran escala realizado por Estados Unidos.

Rousseff volvió a condenar el «inaceptable» espionaje llevado a cabo por EE.UU. y reiteró que la interceptación de las comunicaciones atenta contra la propia naturaleza de internet: «plural, abierta y libre».

«Esta reunión responde a un deseo global de cambios en la situación vigente y el fortalecimiento sistemático de la libertad de expresión y protección de los derechos humanos básicos, como el derecho a la privacidad y el derecho al tratamiento de las discusiones de internet, de forma respetuosa y garantizando su carácter democrático», afirmó Rousseff.

Durante la inauguración del evento, en la que estuvieron representantes de diferentes Gobiernos y de la sociedad civil, la gobernante celebró la reciente decisión de Estados Unidos de revisar el estatuto del organismo que administra los nombres y dominios en la red, el ICANN.

«A partir de ahora, el nuevo acuerdo institucional y jurídico del sistema de nombres de dominios de internet debe ser construido con amplia participación de todos los sectores interesados, y no sólo de los actores tradicionales», comentó.

La jefa de Estado también subrayó la importancia de alcanzar un acuerdo que permita una gobernanza «multisectorial, multilateral, democrática y transparente», un aspecto con el que coincidió el considerado como padre de la «web», Tim Berners-Lee, presente en la inauguración del encuentro.

Para Berners-Lee, la innovación conseguida en los últimos años en internet fue posible gracias principalmente a su neutralidad, aspecto central del Marco Civil de internet aprobado la víspera por el Congreso brasileño y sancionado hoy por la propia Rousseff.

También participaron en la apertura de la conferencia el vicepresidente de Google, Vint Cerf, quien defendió la «protección de los derechos de los usuarios»; el secretario general adjunto de las Naciones Unidas, Wu Hongbo; el ministro de Comunicaciones brasileño, Paulo Bernardo Silva, así como representantes de la sociedad civil, académica y del sector privado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies