Tecnología

Segway pone fin a dos décadas de movilidad: sus vehículos nunca triunfaron entre el público

Puede que haya sido uno de los inventos más populares y reconocibles del siglo XXI, sin embargo el vehículo de dos ruedas Segway nunca llegó a consolidarse como transporte en el mercado masivo. Tras casi dos décadas de andadura, la empresa ha anunciado que echa el cierre a la fábrica que actualmente produce los Segway PT -último modelo en fabricación- en New Hampshire, Estados Unidos, el próximo 15 de julio.

Este curioso método de transporte fue diseñado y presentado en 2001 por el empresario e inventor estadounidense Dean Kamen, quien también ha desarrollado la silla de ruedas eléctrica iBOT y ha fundado FIRST Robótica, una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es estimular a los jóvenes para que se involucren más en la ciencia y en la tecnología. Es conocida por organizar competiciones de robots.

La noticia sobre el cierre de la fábrica la ha dado el medio internacional Fast Company. En su artículo habla de todo el revuelo que Segway causó: “Steve Jobs dijo que sería más grande que el PC. Algunos lo llamaron el producto más publicitado desde el Apple Macintosh”.

En su lanzamiento, el precio de este revolucionario vehículo era de 5.000 dólares -4.425,50 euros-. Hoy en día, según la web de la firma, el Segway PT i2, que es el destinado ‘al ocio’, cuesta 8.820,90 euros. Si queremos un producto destinado para uso profesional, como los diseñados para la Policía, el coste sube a más de 11.000 euros y puede llegar hasta casi los 22.000 euros.

Kamen vendió la compañía en 2009, que se vendió nuevamente en 2015 a la empresa de movilidad china Ninebot. Y aunque el Segway no se convirtió en la máquina de movilidad urbana democrática que Kamen había soñado, sí encontró ciertos nichos en seguridad y turismo.

La decisión de cerrar la fabrica y finalizar la producción de estos productos, según afirma Fast Company, conllevará el despido de un total de 21 trabajadores. No obstante, otros 12 empleados seguirán trabajando de forma temporal para ofrecer reparaciones y garantías a los clientes que actualmente tienen un Segway PT y puedan necesitar ese tipo de soporte.

Según declaraciones de Judy Cai, presidenta de Segway, el Segway PT el año pasado representó menos del 1,5% de los ingresos de la compañía. El que estaba llamado a ser ‘el futuro de los viajes personales’ nunca llegó a tener el éxito que su inventor esperaba y se han vendido alrededor de 140.000 unidades en total.

Entre otras cosas, Cai achaca estos resultados a una ingeniería ‘demasiado buena’: “El PT está diseñado con sistemas que lo mantienen operativo incluso si algunos componentes fallan, lo cual es bueno para los usuarios, pero no para una empresa que necesita vender nuevas unidades año tras año”.

Asimismo, su elevado precio, sus bajas velocidades y un diseño que no evolucionó -y al que puede costar un poco hacerse por el tema del equilibrio- no han ayudado al éxito de Segway.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies