Tecnología

Siéntete como un Jedi con esta puerta que se abre con los gestos de la mano

Cada día es más fácil sentir que uno tiene superpoderes con creaciones tan ingeniosas como esta. El aparato Kinetic Touchless 2.0 es una nueva forma de interactuar con las puertas correderas sin contacto. Esta puerta refleja los movimientos de sus manos para recrear el movimiento táctil de una puerta corredera. En lugar de puertas completamente automáticas, el usuario puede controlar cuándo y cuánto de la puerta se debe abrir.

El responsable de esta creación es el estudio de diseño Stuck Design, con sede en Singapur. Las puertas sin contacto no es algo nuevo en el mercado, pero si es cierto que las puertas automáticas a menudo se activan innecesariamente al detectar el más leve de los movimientos. «Recuperar el control sobre estas puertas automáticas reduce el desperdicio de energía e incluso frena las frustraciones por esperar a que las puertas se abran y cierren por usted», según afirma el diseñador en su página.

La puerta utiliza el movimiento como retroalimentación. A medida que tu mano se mueve hacia la puerta, esta se activa y responde con una interfaz deslizante. Luego, puedes controlar el deslizador a una distancia para abrir la puerta, pasar y hacer que se cierre automáticamente detrás de ti.

«Al devolver la tactilidad a la experiencia no táctil de una interacción sin contacto, Kinetic Touchless capitaliza tanto la flexibilidad de las interacciones sin contacto como la familiaridad de las interacciones de contacto».

Esto demuestra que podemos encontrar experiencias nuevas sin la necesidad de perder la sensación humana del contacto en una actualidad donde esta sensación es igual de anhelada como temida.

Este no es el primer producto de estas características que diseña Stuck Labs. Anteriormente se creó una cerradura que funcionaba con el movimiento del dedo y cuya tecnología podía aplicarse en el uso de los botones del ascensor.

Con la llegada de la crisis sanitaria hemos empezado a cuestionar cada superficie que tocamos. Esta conciencia extrema de las superficies públicas contaminadas creó una preferencia por las interacciones sin contacto para reducir la probabilidad de infección. Sin embargo, la mayoría de la tecnología sin contacto tiende hacia una automatización con sensores y disminuye en gran medida la interacción del botón pulsador.

La idea de StuckLabs es crear un híbrido entre ambos mundos: un aparato que emplee la tecnología y se adapte a la actualidad, al mismo tiempo que intentamos simular la realidad teniendo un control ficticio sobre las superficies no manteniendo un contacto real con ellas, pero si a través de los gestos. Esto sí que es el futuro.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies