Tecnología

SpaceX alza con éxito su Starship, pero un aterrizaje forzoso hace explotar la nave cuando toca tierra

Una larga espera, un intento fallido y otra larga espera… pero ha merecido la pena: por fin, sobre las 00:00 hora española, los ojos nos han brillado como estrellas al ver despegar y volar unos 12 kilómetros a la nave espacial Starship, que promete que llevará a la humanidad a la conquista de Marte.

Los de SpaceX han hecho un despegue de aplauso y un vuelo de quitarse el sombrero de su prototipo número de serie 8 (SN8), pero como era difícil que todo saliese bien al final del viaje han llegado los problemas: tras apagar los tres motores raptor y planear durante unos minutos, la Starship se ha visto en un aterrizaje forzoso que ha hecho explotar la nave cuando tocaba tierra.

Uno de los tres motores Raptor de Starship se ha apagado aproximadamente a los 2 minutos de vuelo, momento en el que las dudas han aparecido, pero la nave ha continuado con su ascenso. Alrededor de los 3 minutos, otro más se ha cortado, dejando solo uno encendido que finalmente se ha parado también alrededor de los 4 minutos y medio. En ese momento Starship ha dejado su posición vertical para empezar a orientarse en horizontal, inclinándose hacia la Tierra como planeando.

Los motores del Starship se han vuelto a encender cuando se acercaba al suelo, volteándola a una orientación vertical una vez más y ralentizando su descenso. Sin embargo, el aterrizaje ha sido un poco más fuerte de lo esperado, lo que ha resultado en la tremenda implosión y destrucción de la nave.

A pesar del impacto el equipo ha quedado satisfecho y ha despedido la emisión diciendo que pronto veremos al SN9. SpaceX ya advertía en su web antes del lanzamiento que un choque o explosión no era necesariamente un fracaso para este vuelo. Elon Musk lo ha celebrado como suele en su cuenta de Twitter:

Nuestro planeta vecino está hoy un paso más cerca gracias a lo que se puede sin duda considerar un éxito de la primera prueba de vuelo suborbital a gran altitud del Starship. En palabras de Musk: «Ascenso exitoso, cambio a tanques de cabecera y control preciso de los flaps hasta el punto de aterrizaje».

La futurista nave espacial de acero inoxidable de SpaceX que hemos visto alcanzar el esperado momento de ‘liftoff’ era el primer prototipo de la compañía en presentar un cono de nariz, aletas de carrocería y tres motores Raptor.

La misión de este miércoles ha cumplido con éxito todas las fases de testeo previas y durante el viaje, incluido el apagado de los motores. Pero cuando ha llegado el momento de aterrizar, Starship no ha podido cumplir el objetivo y ha explotado en las instalaciones de Boca Chica, Texas, de la compañía de Musk.

Recordamos que SpaceX ya había realizado vuelos de prueba de prototipos de la nave, pero esos modelos más simples no superaron los 150 metros.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies