Tecnología

Un fallo en el Hubble dejó fuera de servicio el telescopio cinco días

El telescopio Hubble ha reanudado todas sus operaciones científicas tras cinco días fuera de servicio. Un error de software puso la nave espacial en ‘modo seguro’ para proteger sus sistemas la semana pasada y no volvió a funcionar normalmente hasta este fin de semana, ya que tras este fallo se sucedieron otra serie de problemas.

El equipo de operaciones que controla el Hubble en el Goddard Space Flight Center de la NASA identificó el error de software en una actualización cargada recientemente para ayudar a compensar las fluctuaciones de uno de sus giroscopios, según un comunicado.

Estos dispositivos se utilizan para ayudar al Hubble a girar y fijarse en nuevos objetivos midiendo la velocidad a la que gira la nave espacial. Determinaron que la actualización no tenía permiso para ‘escribir’ en una ubicación específica en la memoria del ordenador, lo que causó un problema con el ordenador principal de vuelo y, posteriormente, hizo que la nave espacial entrara en modo seguro.

Sin embargo, al entrar en ‘modo seguro’, el equipo descubrió que la puerta ubicada en la parte superior del telescopio no se cerraba automáticamente. Esta puerta es una protección diseñada para mantener la luz y el calor dañinos del sol fuera del interior del telescopio, protegiendo sus instrumentos sensibles y su entorno. “Sirve como una red de seguridad si el Hubble apunta accidentalmente en la dirección del Sol debido a un error o problema de hardware”, aunque en más de 30 años que el telescopio ha estado en órbita, la puerta nunca ha necesitado cerrarse automáticamente.

Asimismo, durante todo este proceso, el instrumento Wide Field Camera 3 experimentó “un error inesperado que le impidió regresar a las operaciones”. No volvió a estar en línea hasta el sábado 13 de marzo aproximadamente a las 7:00 pm EST (00:00 del domingo en la España peninsular). “El instrumento se apagó como parte de las actividades normales del modo seguro del observatorio que ocurrieron el domingo 7 de marzo, en respuesta a un error de software en la computadora de vuelo principal”, decía la información oficial.

“Después de comenzar su recuperación el jueves 11 de marzo, WFC3 suspendió el proceso debido a una lectura de voltaje ligeramente más baja de lo normal para una fuente de alimentación, lo que activó una protección interna del instrumento”, señalaban.

El análisis mostró que los niveles de voltaje en las fuentes de alimentación WFC3 han disminuido lentamente con el tiempo a medida que envejecen sus componentes electrónicos.

Los componentes electrónicos experimentan temperaturas más frías cuando el hardware se apaga en modo seguro. Este factor, junto con la energía que consumen los componentes del instrumento cuando se vuelven a encender, contribuyó a la pequeña fluctuación de voltaje que suspendió las operaciones de recuperación del WFC3”, explicaba la NASA.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies