Tecnología

Un robot limpiador que aprende mediante realidad virtual, la solución a la ingrata tarea de higienizar los baños públicos

En la actividad cotidiana hay tareas ingratas, y sin duda una de ellas es la de limpiar el baño, en especial en los lugares públicos debido al número de gente que los usa y a que nunca falta el guarro desconsiderado de turno. Somatic, una startup de Nueva York, ha creado un curioso robot que deja impecables los aseos y que lleva a cabo su labor después de haber aprendido los pasos en una simulación de realidad virtual.

Esta inteligencia artificial ha empezado su andadura en oficinas, y quizá la epidemia de coronavirus y la necesidad de higienizar y desinfectar a fondo amplíen su demanda y traigan a sus artífices el éxito desde una vía inesperada.

Su diseño llama la atención dentro de que en términos de apariencia futurista no resulta demasiado cautivador, ya que en la práctica es una caja con ruedas y un brazo mecánico. De hecho, en declaraciones de TechCrunch, el CEO Michael Levy, fundador de Somatic junto a Eugene Zasoba, lo define como “un minifrigorífico con un brazo robótico”.

Por 1.000 euros al mes, la empresa ofrece a sus clientes (está enfocado a baños de espacios públicos) ocho horas diarias de limpieza eficiente con un robot autónomo que solo requiere una zona de recarga y acceso al agua y a la electricidad.

La máquina, que también puede abrir puertas y coger el ascensor, recibe un tutorial previo mediante una simulación virtual del baño que luego debe limpiar, momento en el que sus padres le indican lo que tiene que hacer y dónde, actividad a la que estos se refieren con humor como el “peor videojuego de la historia”. El diseño similar que suelen tener los baños entraña una ventaja para el aprendizaje robótico.

Terminada la ‘clase’, y guiado por sensores, el Somatic primero desinfecta los inodoros con una solución química, después lanza un chorro de agua para eliminar la suciedad y el líquido anterior y por último mediante un aspirador seca el suelo y lo deja brillante.

A Levy se le ocurrió la idea del robot limpiador de baños al acordarse de los años que desempeñó esa tarea cuando ayudaba en el restaurante de su abuelo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies