Tecnología

Una aplicación ayudará a los padres a detectar la ictericia en bebés

Por Rob Goodier

NUEVA YORK (Reuters) – Una nueva aplicación para teléfonos inteligentes que aún está en etapa de desarrollo ayudará algún día a los padres y a los médicos a examinar la ictericia en los bebés.

Las primeras pruebas revelan que la aplicación es más precisa que el examen visual, según informaron los autores en la Conferencia Internacional sobre Computación Ubicua (UbiComp 2014) en Seattle, Washington.

El doctor James Taylor, pediatra de la Universidad de Seattle y codesarrollador de la aplicación, dijo por correo electrónico que cuando la tecnología esté lista para su uso masivo, el rendimiento de BiliCam será similar al de un dispositivo de detección de la ictericia más costoso: el bilirrubinómetro transcutáneo.

«Pensamos que BiliCam aliviará la ansiedad de los padres», agregó, además de proporcionar una herramienta médica económica y confiable para detectar si un recién nacido con ictericia necesita recibir un tratamiento urgente.

El nombre BiliCam surge de la bilirrubina, el pigmento amarillento que se produce por la degradación normal de la hemoglobina de los glóbulos rojos.

La bilirrubina pasa por el hígado para abandonar el organismo. Cuando aumentan sus niveles en sangre (hiperbilirrubinemia), puede existir algún problema hepático. Si esos valores son extremadamente altos, los pacientes desarrollan la ictericia.

Los padres podrían utilizar BiliCam para analizar la salud de sus bebés en casa: se necesita que tomen fotografías del recién nacido con el flash del teléfono encendido.

Ellos o el médico tienen que colocar un «calibrador de color» (una hoja del tamaño de una tarjeta personal con ocho bloques impresos en distintos colores) sobre el tórax del bebé. El software procesa las imágenes, ajusta el equilibrio de los colores y el blanco, la luz y los tonos de la piel, y elabora un informe.

Las pruebas con la información de 100 recién nacidos revelan que BiliCam casi posee la misma precisión que los análisis de sangre, que son la primera prueba para detectar la ictericia.

El equipo asegura también que la aplicación superó a los exámenes visuales. Estudios previos habían demostrado que los médicos que utilizan el examen visual tienden a subestimar la gravedad de la ictericia.

Contar con una prueba casera como BiliCam sería importante para los padres por la elevada tasa de ictericia en los recién nacidos.

«Dado que la mayoría de los bebés nacen con algún grado de ictericia o color amarillento en la piel, y porque la ictericia se manifiesta cuando los bebés abandonaron el hospital, a los tres o cuatro días de vida, tener una aplicación así ayudará a las familias a obtener información sin tener que ir al hospital», opinó Wendy Sue Swanson, pediatra y directora ejecutiva de Salud Digital del Hospital de Niños de Seattle.

Swanson no participó en el estudio.

«Esto le otorga el poder del diagnóstico al paciente y sus familias, y es una gran oportunidad de que los pacientes impulsen una mejor atención», agregó.

BiliCam aún no está lista para la venta. Los diseñadores están solucionando problemas con la aparición en pantalla de los resultados de la prueba y la facilidad de uso de la tarjeta de calibración del color. Cuando esté lista, primero la pondrán a disposición de los médicos y, después, de los padres.

La Fundación Coulter y la Fundación Nacional de Ciencias financiaron en parte la investigación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies