Tecnología

Una científica iraní idea un motor de fusión nuclear que acortaría los viajes interplanetarios

La distancia aproximada entre Marte y la Tierra es de 225 millones de kilómetros. Con esta separación es obvio que el viaje al planeta rojo es bastante largo. Sin embargo, un nuevo concepto de motor de fusión nuclear puede acortar la duración del trayecto considerablemente.

El método que sigue el motor ya se está empezando a usar para impulsar naves espaciales 10 veces más rápido. Ahora, se está barajando la idea de implantarlo a los viajes a Marte, ya que, actualmente, los viajes a Marte pueden durar entre cinco y siete meses.

Con el nuevo motor de fusión, el trayecto de la Tierra a Marte podría hacerse en únicamente un mes. Este método también posibilitaría que los seres humanos pudiesen viajar a los satélites naturales de Júpiter y Saturno.

El motor ha sido desarrollado por la Dra. Fátima Ebrahimi, una científica iraní que se licenció en Física en la Universidad de Teherán en 1993 y que, finalmente, se trasladó a Estados Unidos para doctorarse en Física de Plasma en la Universidad de Wisconsin-Madison.

Para su método, Ebrahimi ha utilizado el principio de reconexión magnética. Este fenómeno es un proceso universal que podemos ver en las auroras boreales y que también ocurre con los estallidos de rayos gamma cósmicos y las llamaradas solares.

La reconexión magnética se efectúa cuando las líneas de campo magnético incrustadas en un plasma convergen, se deshacen y vuelven a conectar de manera explosiva. Esto tiene lugar en láminas delgadas en las que la corriente eléctrica está fuertemente concentrada.

Ebrahimi cuenta que llegó a su idea “en 2017 mientras meditaba sobre las similitudes entre el tubo de escape de un coche y las partículas de alta velocidad creadas en el National Spheric Torus Experiment”.

Estos reactores de los que habla la científica iraní intentan obtener energía limpia e infinita a través de deuterio y tritio (dos isótopos de hidrógeno). Por el momento, no se ha conseguido producir más energía de la necesaria para fusionar esos isótopos, pero un experimento europeo (ITER) está trabajando en ello.

Aunque esta reacción no haya logrado ser útil, el motor de fusión propuesto por Ebrahimi solo requiere de esos reactores para la propulsión. El motor en cuestión se podría fabricar con tecnología actual.

Esta propuesta haría posibles misiones interplanetarias tripuladas exitosas, puesto que se reduciría radicalmente las necesidades logísticas que implican los viajes y la exposición a la radiación cósmica de los astronautas.

Ahora ya solo quedaría construir el prototipo para demostrar que el motor funciona según las simulaciones. Su idea no tendría problema en lograr financiación porque todas las agencias espaciales están buscando un propulsor alternativo a los ya existentes para ganar la carrera espacial y convertirnos en una especie interplanetaria.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies