Tecnología

Wattway, la primera carretera solar del mundo instalada en Francia, ha sido un completo fracaso

20MINUTOS.ES

Carretera solar

La primera carretera solar del mundo instalada en Tourouvre, en la región de Normandía (Francia), ha sido todo un fracaso. Esta era una innovadora medida «sin precedentes», tal y como la calificó en 2016 Segoléne Royal, ministra de Medio Ambiente francesa, pero menos de tres años después, este invento no ha resultado como esperaban.

Un informe publicado por Global Construction Review ha asegurado que la vida de la carretera solar ha llegado a su fin debido a las numerosas grietas que han aparecido. De hecho, ya en 2018 tuvieron que retirar 90 metros de paneles debido al desgaste.

Esta carretera, llamada Wattway, tenía un kilómetro de largo con 2.800 metros cuadrados de paneles solares y costó 5.000.000 de euros. Gracias a estos paneles instalados en la calzada se esperaba suministrar electricidad para alimentar las farolas de cientos de kilómetros alrededor.

Aunque ha estado funcionando desde su instalación, la energía tampoco ha sido suficiente. Esta vía produjo la mitad de la electricidad esperada debido a las hojas secas que caían encima de la calzada y tapaban los paneles.

Los cálculos esperaban que suministrara 150.000 KWh de energía al año para iluminar las farolas de cientos de kilómetros, pero en 2018 solo consiguió poco menos de 80.000 KWh y en julio de 2019 menos de 40.000.

Colas, la empresa que construyó la carretera, comentó durante su instalación que los paneles solares estaban cubiertos con láminas de silicio para resistir el tráfico, pero desde su inauguración, se han ido soltando y rompiendo en pequeños trozos.

Tal y como contaron dos lugareños al diario francés Le Monde, parece que los ingenieros no pensaron en la presión que ejercían tractores y otros vehículos de gran tamaño que pasaban por la carretera.

Si Wattway tenía éxito, Francia planeaba ampliar el proyecto a otras carreteras. Sin embargo, debido al resultado, Etienne Gaudin, director general de la compañía, ha comentado que no lo lanzará al mercado: «Nuestro sistema no está maduro para el tráfico de larga distancia«.

Por lo tanto, Colas seguirá centrándose en crear electricidad para cosas más pequeñas como circuitos cerrados de cámaras de vigilancia o paradas de autobús.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies