Tecnología

WhatsApp se defiende: su límite de reenvíos ni es una medida impulsada por el Gobierno ni tiene control del contenido

En los últimos días, se ha expandido el bulo de que dos empresas privadas controlan los mensajes de WhatsApp. Se habla de ‘censura en WhatsApp’ por cierta confusión sobre cómo funciona el reenvío de mensajes y los verificadores de contenido en la plataforma de mensajería instantánea de Facebook.

En resumen: se ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez y a verificadores de contenido como Newtral y Maldita.es de censurar qué tipo de información se reenvía por WhatsApp.

En respuesta, la compañía ha lanzado un comunicado muy directo en su página web: «Hay algunos rumores falsos circulando en relación con el nuevo límite de reenvíos de WhatsApp y, también, sobre cómo funciona la verificación de información en WhatsApp. Queremos clarificar los hechos».

El problema surge, cuentan, porque WhatsApp ha tomado recientemente una serie de medidas para hacer frente al reto de la desinformación que se comparte en el servicio. «Hemos introducido un nuevo límite global para reducir el número de veces que se pueden compartir los mensajes frecuentemente reenviados, con el fin de mantener el carácter personal y privado de WhatsApp y limitar la propagación de mensajes que puedan contener información errónea».

Con el nuevo sistema, una vez que un mensaje ha sido compartido cinco veces, solo será posible reenviar ese mensaje de uno en uno a otros chats.

«Este límite se aplica automáticamente y no guarda relación alguna con el contenido del mensaje -que WhatsApp ni ve, ni modera, ni censura- porque todos los mensajes y llamadas de WhatsApp están protegidos con un cifrado de extremo a extremo», afirman desde la compañía.

El cifrado de extremo a extremo significa que «solo tú y la persona a la que estás escribiendo podéis ver el contenido de vuestros mensajes». El límite de reenvío automático se aplica «sistemáticamente en todo el mundo» y «no tiene relación alguna con la verificación de información en WhatsApp o en Facebook», añaden.

Recientemente, WhatsApp ha donado un millón de dólares a la Red Internacional de Verificación de Contenidos -International Fact Checking Network, IFCN-.

Dicha red representa a más de 100 verificadores en más de 45 países -incluido España- que utilizan WhatsApp para recopilar y aclarar información engañosa: «Los verificadores utilizan WhatsApp como una manera de recoger desinformación que les hace llegar el público general, quienes les envían rumores o mensajes sospechosos de ser falsos para que los verificadores o fact checkers puedan revisarlos».

«El nuevo límite de reenvío global fue implementado por WhatsApp para mantener el servicio personal y privado, y para reducir la propagación de mensajes virales, con el objetivo de mantener a nuestros usuarios seguros. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación ni con la ‘censura’, y cualquier afirmación que sugiera lo contrario es 100% falsa«, concluye la compañía propiedad de Facebook.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies