Videojuegos

El ejército de Canadá tuvo que jugar a ‘Pokémon Go’ para entender por qué los fans se colaban en sus bases militares

Pokémon Go fue lanzado en verano de 2016 y se convirtió rápidamente en todo un éxito. Los jugadores caminaban por la calle pendientes de su teléfono para capturar las innumerables criaturas que aparecían en las calles mediante realidad aumentada.Esta mecánica provocó algún que otro problema, como que los fans fueran por sitios inapropiados e incluso se colaran en propiedades privadas para atrapar Pokémon, combatir en gimnasios o visitar PokéParadas. De hecho, el ejército de Canadá tuvo que ponerse las pilas con el juego para poder evitar los diferentes asaltos a sus bases militares.Tal y como compartió el medio canadiense CBC, las fuerzas armadas han publicado recientemente unos documentos donde aseguran que varios oficiales tuvieron que jugar a Pokémon Go para entender cómo proceder ante estas invasiones de fans.»Advertir a los comisionados que, aparentemente, el Fuerte Frontenac es un PokéGimnasio y una PokéParada. Seré sincero, no tengo ni idea de qué es eso«, explicó el Mayor Jeff Monaghan de la base militar situada en la ciudad de Kingston, Ontario.El Ejército envió un documento sobre riesgos de seguridad en el que explicaban qué era Pokémon Go y cuál era su mecánica. Según indicaron, se asignó la tarea de jugar al título para móviles para saber cómo proceder a unos tres oficiales de tres bases de las fuerzas aéreas diferentes: la de la provincia de Columbia Británica y las de las ciudades de Petawawa y Kingston.Según compartió CBC, los soldados tomaban notas sobre el juego como si de una difícil investigación se tratase. Y es que, a menudo, los jugadores se comportaban de forma inadecuada al invadir las bases militares.Los documentos también indicaron que, durante un tiempo, vieron un coche merodeando de forma sospechosa en los alrededores, pero finalmente descubrieron que solo se trataba de personas jugando a Pokémon Go.Las reacciones del Ejército fueron muy variadas, pues mientras unos llegaron incluso a quejarse a la desarrolladora, Niantic, otros se mostraron orgullosos de sus bases estuvieran incluidas en el juego. Una de las PokéParadas estaba situada en un museo militar, por lo que los oficiales estaban contentos porque estaba incrementando sus visitas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies