Videojuegos

Gamelab 2020 arranca este martes con su primera edición virtual y gratuita que analizará la era «post-Covid» en el sector

Al sector del videojuego español le faltan piezas del puzle, mucha creatividad y un poco de espíritu empresarial, explica Gonzo Suárez, supervisor y asesor de la feria Gamelab. Pero también es uno de los que mejor se ha adaptado a la crisis del coronavirus y, por eso, es momento de apostar por él.

“Si hay que apostar por una nueva industria para tirar del PIB, es esta”, explica Suárez en una entrevista con Efe.

La programación de la feria Gamelab 2020 Barcelona comienza este martes 23 de junio y durará hasta el jueves 25. Pero este año se realizará en formato digital por la pandemia, una muestra del potencial del sector que crece cada año y factura más que la música y el cine en conjunto, y tendrá conferencias gratuitas.

Entre los principales ponentes se encuentran, Phil Spencer, máximo responsable de Xbox en el mundo; Mike Pondsmith, creador del juego que inspira Cyberpunk 2077, el videojuego más esperado del año; Brenda Romero, una de las diseñadoras más importantes del sector; Richard Lemarchand, diseñador de la saga Uncharted, o Hugo Martín, director creativo de una de las sorpresas del año, Doom Eternal.

Gamelab 2020 Barcelona contará con una charla en la que se analizará la era «post-Covid«, cómo será la nueva realidad de la industria del videojuego tras esta crisis. Como cada año, se entregarán los Premios Nacionales del Videojuego Gamelab 2020 cuya ceremonia tendrá lugar el jueves a las 17 horas. También han apostado por ofrecer entrevistas con perfiles del mercado indie y contarán con una gran participación de importantes perfiles femeninos de este sector.

Los videojuegos “han fagocitado todas las artes plásticas” y su liderazgo dentro de las industrias culturales es innegable. “Hay que aprovechar esta crisis para que la administración comprenda la relevancia del videojuego”, reivindica Suárez.

El desarrollador, que además de impulsor de Gamelab e hijo del cineasta Gonzalo Suárez, trabajó en Comandos, la saga de éxito mundial de los 90 firmada por la española Pyro Studios.

Pero en España hacer videojuegos todavía está difícil y su concepción como producto cultural todavía choca. A la falta de espíritu empresarial y la ausencia de figuras fundamentales, como la del editor, se suma la falta de compresión desde la administración. “Las administraciones y el sector financieros no saben gestionar bienes intangibles”.

En Cataluña, el sector ha cogido cierta estabilidad y se debe a una mayor apertura de mentes y a una sinergia entre las distintas administraciones, cosa que es difícil encontrar a nivel nacional.

¿Si la industria es tan prometedora y potente, por qué sigue arrastrando estereotipos tan dañinos relacionados con el machismo o la violencia? “Los estereotipos son un mito estético, una capa de maquillaje”, explica. “Son totalmente ficticios, no hay reflexión, hay una especie de necesidad opinar, cuando no conoce la realidad del fenómeno. El videojuego vive al margen de esas opiniones”.

Hablar del videojuego como algo único es erróneo, argumenta, porque abarca una amplitud de géneros «infinita», y, en ocasiones, muchos de lo que lo critican ni siquiera se han molestado en jugar.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies