Videojuegos

La magia de los JRPG: videojuegos de rol como ‘Octopath Traveler’ recuperan la esencia de la vieja escuela

DANIEL G. APARICIO

  • ‘Octopath Traveler’, de Nintendo Switch, mezcla el arte del píxel con efectos visuales modernos.
  • Otros juegos como el ‘remake’ de ‘Secret of Mana’ o el venidero ‘Dragon Quest XI’ mantienen vivos los JRPG.

'Octopath Traveler'

Aunque para los aficionados a los videojuegos no tiene ningún misterio, el término JRPG puede sonar a chino a los profanos. O más bien a japonés, ya que su significado es Japanese role-playing game, es decir, videojuego de rol de estilo nipón.

Este género nació en los años 80, inspirado en los juegos de rol de mesa como Dungeons & Dragons, de los que tomaba conceptos como la ambientación de fantasía épica medieval, héroes con estadísticas que podían ir mejorándose o una relativa libertad de acción.

El éxito de las sagas Final Fantasy y Dragon Quest no solo disparó la popularidad de este tipo de juegos sino que definió una forma de entender el rol muy diferente del rumbo que tomarían los RPG en occidente. Este estilo incluía la estética y temáticas habituales del manga y el anime, una gran profundidad narrativa, con mucho texto, tramas secundarias y una gran carga emocional, y sobre todo una predominancia de la estrategia sobre la acción, casi siempre ausente.

De hecho, lo primero que se le viene a uno a la cabeza al hablar de videojuegos de rol japoneses son las icónicas batallas por turnos en las que el jugador debía introducir los comandos de acción de los héroes: atacar, lanzar un hechizo, protegerse, curarse con una poción… La clave aquí estaba en la táctica empleada (en caso de que el juego estuviera bien diseñado) y, muy a menudo, en la paciencia.

Estas aventuras enamoraron a millones de jugones y alcanzaron su punto álgido a principios de los 90, en las consolas de 16 bits, con obras maestras como Chrono Trigger y Final Fantasy VI. Aunque el género aún llegaba a Europa a cuentagotas. Fue Final Fantasy VII para la consola PlayStation (1997) el título que marcó un punto de inflexión al descubrir las bondades de los JRPG a millones de jugadores occidentales. Estalló el fenómeno.

Sin embargo, a lo largo de lo que llevamos del siglo XXI, el género ha ido perdiendo popularidad en favor, sobre todo, de las aventuras online multijugador (los JRPG clásicos eran en su inmensa mayoría para un único jugador). Solo la moda retro y el gusto por el píxel ha permitido que los roleros veteranos hayan podido seguir disfrutando de este tipo de juegos.

Ahora, sin embargo, la compañía Square Enix, que nunca ha dejado de ser el máximo exponente en JRPG, ha decidido recoger ese espíritu y elaborar una aventura al estilo de la vieja escuela, Octopath Traveler para Nintendo Switch. En ella, el jugador puede elegir entre ocho personajes (un guerrero, una clériga, un boticario, una cazadora…), cada uno con su propia historia, que después se van encontrando a medida que avanzan en su periplo.

El juego cuenta con todos los ingredientes necesarios para despertar la nostalgia: un estilo gráfico tradicional, enormes escenarios por explorar, pueblecitos llenos de aldeanos, mazmorras en las que los enemigos atacan sin previo aviso (no se los ve en el mapa), la necesidad de enzarzarse en cientos de batallas para subir de nivel y adquirir nuevas habilidades… Y los combates, por supuesto, son por turnos, y nada fáciles además, lo que lo hace aún más ideal para los jugones de la vieja escuela.

Entre los videojuegos de rol nipones que han logrado destacar en los últimos meses se encuentran Ni No Kuni II: El renacer de un reino, Xenoblade Chronicles 2 y el remake en 3D del clásico Secret of Mana. Por otro lado, el próximo 4 de septiembre verá la luz Dragon Quest XI para PS4 y PC.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies