Videojuegos

Los mejores videojuegos de coches para jugar online con amigos

El automovilismo ha entrado con fuerza en los eSports, y lo que en principio eran simples partidas a videojuegos online entre amigos se ha convertido en un auténtico fenómeno, incluso entre pilotos profesionales.

No es raro ver a Lando Norris, Max Verstappen o Carlos Sainz protagonizar carreras de ‘simracing’ junto a jugadores amateurs (algunos con enjundia, como el portero del Real Madrid, Thibaut Courtois) y anónimos, donde dan buena muestra de sus capacidades. El realismo con el que están creados los últimos juegos han hecho que incluso se abra el debate de si realmente se puede considerar automovilismo y a sus practicantes, pilotos de verdad.

Buena culpa de ello la tienen grandes sagas, como el ya mítico Gran Turismo o las sucesivas versiones de los juegos oficiales de Fórmula 1, o los más nuevos iRacing, Asseto Corsa o rFactor. Hay infinidad de juegos, en función de la exigencia y el nivel de compromiso que quiera adquirir el usuario.

Antes de hablar de los propios juegos, los simracers más serios tienen claro que lo primero es tener un buen equipo: asiento tipo baqueta, buenas pantallas (recomendable más de una), buen volante… En definitiva, un buen simulador. Algunos de estos equipos no tienen nada que envidiar a los que emplean las propias escuderías profesionales de automovilismo real.

Kazunori Yamauchi creó, a finales de los años 90, una de las sagas de videojuegos más famosas. Su Gran Turismo pronto se convirtió en un superventas y en una de las puntas de lanza de Playstation. Con los años y la entrada de la convergencia de internet con las consolas, la posibilidad de hacer carreras online se hizo imprescindible.

Actualmente, Gran Turismo Sport tiene ligas profesionales de eSports en todo el mundo y sigue siendo su realismo y fidelidad, tanto por la cantidad de disponibles como su comunidad de usuarios, la más numerosa del mundo. El mismo Carlos Sainz y Esteban Ocon protagonizaron recientemente un GP virtual con este juego, en el que se impuso el equipo del español.

El estadounidense Kyle Larson se ha quedado sin equipo de la NASCAR después de participar en una carrera en la que insultó de manera racista a un rival. El juego en el que competían era el iRacing.

Sus jugadores lo consideran el más purista y realista en términos de simulación, lo que ha propiciado que la IndyCar y la propia NASCAR introduzcan competiciones en este juego para sus pilotos durante los parones. Tiene un sistema de suscripción de pago que, al menos, garantiza el filtro entre los que quieren dedicarse profesionalmente al simracing y los que no. Incluidos los ‘troles’.

Una de las grandes ventajas de utilizar videojuegos en ordenador y no videoconsola es la posibilidad de introducir personalizaciones o ‘mods‘. En este sentido, rFactor (y su última secuela, rFactor 2) se lleva el primer puesto.

La enorme comunidad de usuarios de este videojuego ha conseguido que con unos pequeños conocimientos de programación se puedan añadir infinidad de novedades y actualizaciones, especialmente de bases de datos de competiciones, coches, pilotos, etc.

Quienes se lleven más por los gráficos que por el realismo, aunque en este sentido están muy parejos, la elección es clara: o Gran Turismo o Assetto Corsa. Disponible tanto para videoconsolas como para ordenadores, su evolución ha sido tal que muchos lo ponen a la altura de los demás simuladores.

Su comunidad es la que más creció en 2019 y, poco a poco, está ganando cada vez más adeptos.

Como respuesta a la saga Gran Turismo, surgió por parte de Microsoft el Forza Horizon. Como el de Playstation, este cuenta con numerosos retos tanto individuales como colectivos para hacer online. Su gran ventaja es el realismo de sus físicas (cuenta con 65 tipos de terrenos distintos), y su variedad de coches a elegir.

Actualmente va por la cuarta secuela de la saga y su interconectividad con el ordenador (obviamente, con Windows) es una baza a su favor.

Igual que los hay que ven más atractivo el papel del entrenador que el de jugador de fútbol, hay quienes apuestan por el reto de estar en el muro del circuito en lugar de al volante del coche. En este caso, el mejor mánager de automovilismo es el Motorsport Manager.

Además de tener versión móvil y de ordenador, sus ‘mods’ y DLCs permiten comenzar una carrera desde las categorías inferiores hasta la Fórmula 1 e incluso usando nombres reales no sólo de pilotos, sino también de ingenieros y mecánicos. La gestión de recursos o las estrategias de carrera entran en juego en este popular videojuego.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies