Videojuegos

¿Por qué están tardando tanto en llegar los juegos a Google Stadia?

Stadia llegó en noviembre del pasado año. La plataforma de streaming de videojuegos de Google se estrenó con poco arsenal, tanto de títulos como de características. Pero ha pasado el tiempo, ya van cuatro meses, y esta plataforma sigue bastante desnuda. ¿Por qué tardan tanto en llegar los juegos a la consola de Google?

Inicialmente, se podía jugar en el ordenador con Chrome, en un televisor y en un smartphone Pixel. El primer juego con Stream Connect llegó a finales de año y ya en 2020 estuvieron disponibles State Share y Crowd Play. Pero era poco.

La comunidad de gamers que apostó por Stadia comenzó a mosquearse. Y así, en enero la compañía salió al paso en un encuentro con Game Industry: «Seguimos trabajando estrechamente con nuestros socios de distribución y desarrollo, y estamos aquí para apoyarlos en todas las áreas. Estamos emocionados por compartir más sobre algunos de los juegos exclusivos que llegarán pronto a Stadia».

Google dijo entonces que durante los seis primeros meses de 2020 saldrían al menos 10 títulos exclusivos para su plataforma. Además, se comprometió a que a mitad de año hubiera unos 120 juegos disponibles.

El pasado mes de febrero, la empresa del buscador reconocía que su consola iba a tardar en mostrar todo su potencial. Andrey Doronichev, director de gestión de producto de Google, comentó que el plan de Google para Stadia era ambicioso, pero a largo plazo.

Ahora sabemos una razón de peso (la razón de las razones) que explica por qué Stadia tarda tanto en recibir nuevos títulos. El dinero. Según cuenta Business Insider, el problema es que Google paga poco.

Su información señala que varios desarrolladores y distribuidores consideran que Google no les ofrece suficiente dinero para que sus videojuegos lleguen a Stadia. Los incentivos que ofrece en los acuerdos y contratos son tan pocos que hay distribuidores que ni siquiera se proponen sentarse a negociar.

Un desarrollador independiente, que prefirió no dar su nombre, se lo ha explicado así a Business Insider: «No es solo una cuestión financiera. Al final del día, me pregunto por qué razones lo haría… y no encuentro ninguna para seguir adelante (con Stadia). Realmente no hay nada, más allá de poder ser los primeros en la plataforma».

Otro desarrollador va más allá y muestra que no se fían: «Conociendo la historia de Google, ni siquiera sé si estarán trabajando en Stadia dentro de un año«.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies