Videojuegos

Solo el 35% de la facturación de la industria española del videojuego viene de empresas nacionales

La industria de los videojuegos sigue creciendo en España. Según el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2019, el sector ha crecido un 14% en 2018 en comparación con los datos de 2016. Lo malo es que solo el 35% de la facturación viene de empresas nacionales y que la presencia de la mujer sigue cayendo.

Según la publicación de DEV, la asociación española de empresas productoras y desarrolladoras de videojuegos y software de entretenimiento, el empleo femenino en esta industria, que en el último informe se situaba en un 16,5%, contrasta con el equilibrio que hay en cuanto a jugadores de videojuegos, ya que el 41% son mujeres.

Según Curro Rueda, vicepresidente de DEV, una de las soluciones para poder aumentar la cifra de mujeres en el sector de los videojuegos es incentivar que el número de mujeres que estudien carreras universitarias como Informática sea mayor.

La industria del videojuego facturó en 2018 un total de 813 millones de euros, creando 6.900 empleos, lo que supone un 8,9% más que en 2016. De la facturación total, tan solo un 35% vino de empresas nacionales.

Además, este crecimiento se debe en su mayoría a las empresas de gran tamaño. Según el Libro Blanco, el 44% de la facturación en este sector corresponde a empresas que cuentan con una plantilla de más de 50 empleados.

Según el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2019, el 49% de los trabajadores en la industria de los videojuegos en España tiene menos de 30 años y tan solo el 3% supera los 45 años. Los empleados cuentan además con una gran formación, ya que el 71% cursó estudios superiores y más del 20% estudios medios.

Dentro del sector, el 26% de los empleados son programadores, seguido de los artistas, que ocupan un 17% de los puestos de trabajo. En cuanto a las ofertas de empleo el 27% va dirigido a programadores y el 24% a artistas.

«Hay mucha formación y poca demanda de empleo. Ante la falta de oportunidades, el gran número de profesionales se ven abogados al emprendimiento sin disponer de las necesarias vocaciones empresariales», asegura Rueda.

El Libro Blanco también señala que el 86% de las empresas españolas desarrolla propiedad intelectual propia, mientras el 46% desarrolla videojuegos por encargo y el 13% juegos de terceros. La mayoría de los juegos publicados en 2018 desarrolló serious games, dirigidos especialmente a la educación, la cultura y la sanidad.

Otro aspecto destacado por la DEV es que el 79% de las empresas de videojuegos activas se creó en los últimos 10 años y alrededor de 250 proyectos se encuentran en espera de ser una entidad legal. Sin embargo, varias pueden llegar a desaparecer debido a la falta de actividad.

La publicación destaca la necesidad de financiación por parte de las empresas de este sector, ya que el 80% de la actividad se financia con recursos propios, algo que según Rueda «apunta a la nula confianza de inversores ajenos». El 78% de las empresas dice necesitar financiación y el 93% del capital social de las empresas procede únicamente de los socios fundadores.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies